Nada me hizo más feliz pasado sábado que encontrarme con tantos comentarios acerca del “orgasmo maternal”, como bien define Pilar, que experimenté recientemente y os expliqué en el post Amor de madre. Todos los comentarios me han encantado y, como señala Amaia, yo también voy a reflexionar acerca del tema, ya que como dice Teresa, el amor romántico y el maternal no son comparables. Si bien me encantó la expresión del marido de Sarai: “Infinito entre dos, ¡es igual a infinito!”. Os dejo con una foto de este blog de decoración infantil, una  interesantísima propuesta de parte de Ana. ¡Gracias, lectoras!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...