Tardes de parque infantil

Como tengo un millón de bolsos, mi marido me retó hace casi dos años a no comprar ninguno durante  los siguientes veinticuatro  meses. No he podido cumplir mi palabra y sigo acumulándolos en el armario, aunque en menor cantidad. Al de un año del reto, premié mi fuerza de voluntad comprando un doctor bag de Zara en piel y en mis últimas vacaciones en Castelló de la Plana, fui a un mercadillo y no pude evitar caer en la tentación con un bolso de sólo ¡doce euros! De seda y de la India. Muy hippy y que no me dolerá perder o dañar en las largas sesiones de parque infantil. Tiene una capacidad inmensa y vacío no pesa nada, dos de las cualidades que toda madre busca en el bolso perfecto. Y vosotras, ¿qué bolso utilizáis ahora? ¿Seguís con la bolsa de maternidad? Yo la he relegado a las grandes ocasiones porque subir a la niña en brazos cinco pisos sin ascensor y cargando la bolsa era demasiado para mi. Bueno, en realidad la mayoría de los días bajo a la calle con una bolsa de tela para las cosas de Emma y con el móvil, el dinero y las llaves en el bolsillo. El día que Emma camine de verdad y suba sola las escaleras, me vuelvo a regalar un bolso. ¡El Bolso! Será de piel, súper femenino y al hombro. Quizá rojo…

emma en el parque comiendo galletas y andando

emma en el parque

En las imágenes, Emma en el parque infantil dando unos pasos desde su silla al tobogán sin dejar caer la galleta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...