A Emma le gusta beberse el agua de la bañera, bien sea a través de los patos o con el cubo de juguete de Ikea.

Decidme por favor que vuestros bebés también se beben el agua de la bañera, independientemente de lo que haya dentro (jabón, como poco), y que intentan comerse las cremas (la del cuerpo, la del culete). ¿Lo hacen, verdad? Al principio pensaba que a Emma le gustaba practicar el beber con vaso (con un cubo de juguete de Ikea, el que utilizo para enjuagarla), pero ahora que domina la técnica perfectamente sigo sin entender qué encuentra en ese agua templada y con sabor a jabón (repito: jabón como poco). Entiendo lo de la crema (¡tiene un olor riquísimo!), ¿pero después no le duele la barriga? Claro que no, con todo lo que se ha llevado a la boca hasta ahora, eso no debe ser lo peor. ¿Qué costumbres tienen vuestros bebés que os ponen nerviosas?

En la imagen, los patos y el cubo de juguete de Ikea con el que Emma no deja de beber agua. Si no es con el cubo, bebe el agua de los patos (aspirando a través del orificio). Da igual el juguete que le pongamos en la bañera, todos son susceptibles a ser bebidos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...