http://www.youtube.com/watch?v=ygy6mEK_J2M

Restricciones en los hábitos alimenticios

Jamás lo reconoceré delante de mi chico, pero justo después de que Emma comiera un helado de fresa salió disparada hacia la puerta del Kindercafe de Berlin y se metió un batacazo monumental con el escalón de la salida de la calle: un chichón gigante en la frente, barbilla raspada, labio partido y herida en la nariz sangrante. Monumental. Y yo sólo podía pensar: “¡Mierda! Justo el último día de vacaciones, ¡qué pillada!”. Ahora bien, al padre primerizo (al que culpabilicé a muerte del último traspiés de Emma) no le conté lo del helado para no confirmar su teoría de que el azúcar altera a los bebés, que sufren un subidón de energía incontrolable. Bien, pues como soy adicta al chocolate y al azúcar, defiendo fervientemente que Emma pueda comer de todo, incluidas galletas, tartas, helados y, algún día, chocolate. ¿Qué opinión tenéis vosotras? ¿Coincidís con vuestra pareja o habéis tenido que llegar a un consenso? En casa este tema sigue siendo motivo de acalorado debate…

En el vídeo de 21 segundos podéis observar el lamentable estado en el que quedó mi pobre fierecilla. Nunca antes había salido tan mal parada de un trompazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...