Quinto cumpleaños

¡Cinco años! Ta, tán!!!! Cómo pasa el tiempo. Realmente no sé si es que Emma ha cumplido cinco años o que yo ya tengo 35 pero últimamente estoy en crisis de edad. ¡35 años! Digo, ¡¡cinco años!!! El tiempo pasa.

Emma está encantada con el paso del tiempo y se ve más mayor, más capaz, más a gusto. Cumplir años le sienta muy bien.

La verdad es que en el cumple tuve poco tiempo para sacar fotos, así que esta vez habrá más texto que imágenes, pero creo que también te debo una explicación, un fin de historia.

Sabes que en agosto dejamos el minipueblo y regresamos a la city. Reformamos íntegramente nuestro piso y nos instalamos aquí, en Bilbao. La reforma fue muy dura para mí, y la mudanza fue muy dura para Emma. Mientras en septiembre me alegraba enormemente por estar aquí, ella echaba muchísimo de menos Mallabia y me culpaba del cambio. Lo pasamos mal. Las rabietas se cuadruplicaron. Pero ya está. Para Navidades la furia incontrolable amainó, y en enero una noche la niña nos sorprendió durante la cena con la siguiente frase: “Los niños ya no me atacan”. Su padre y yo dimos por zanjada su adaptación escolar. Ahora Emma ya juega con sus compañeros a los juegos propios del patio (a pilla-pilla, bomberos, policías, reinas malas). Ya tiene amigos y soluciona con solvencia situaciones en las que se siente incómoda. Ya no se siente atacada.

Y este era el fin de historia que te debía. Y por todas nuestras aventuras Emma tuvo un quinto cumpleaños multitudinario al que asistieron nuestra cuadrilla de Bilbao, tres familias de Mallabia y otras tres de la escuela de Emma. Demasiados invitados como para sacar fotos 😉 ¡Besos!

En las imágenes, Emma desenfocada pero ¡tan feliz! y dos de sus momentos preferidos del cumple: las piñatas y la tarta. Por último, dos zumos que encontré en el supermercado y que me parecieron muy apropiados para ese día 😉 ¡El mundo está lleno de metáforas!

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...