Segundo mes

Emma lleva tres días durmiendo entre cinco y seis horas seguidas. No podría ser más feliz. De hecho, soy tan feliz que madrugo. Después de varios meses de embarazo levantándome para ir al baño cada dos o tres horas y casi dos meses de lactancia nocturna con tomas también cada dos o tres horas, mi humor está mejorando considerablemente. Tengo tal sonrisa permanente en mi rostro que cualquiera podría afirmar que estoy llena de dicha. Y es que la vida cambia con una buena pauta de sueño.

En la foto, Emma durmiendo en el tren en su Maxi-cosi.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...