Los mejores trucos para comer tranquilamente

El pasado fin de semana nos reunimos cuatro familias en el caserío para pasar el día juntos. Los niños se conocen casi desde el nacimiento, han compartido guardería e infinitas tardes de parque, así que, como ya imaginaréis, Emma, Ian, Erik y Marc se lo pasaron genial. Pero lo más importante: ¡los adultos también! Cuando últimamente me proponen ir a comer a un restaurante, me salen sarpullidos. La fiera está en una edad en la que necesita moverse constantemente. Nada de esperar el primer plato, el segundo y el postre sentada pacientemente en una mesa. Por tanto, las mejores comilonas con niños siempre son en casa de una misma o en casas de otras familias con niños. Pero ahí también encontramos diferencias… Hay personas que son muuuy sabias, como es el caso de Amaia y Paul, los padres de Ian. Os explico sus sugerencias, que pusimos en marcha el sábado y que nos permitieron disfrutar de una fantástica comida entre adultos:

  • Primero que coman los niños.
  • Cuando la comida de los adultos esté hecha y la mesa preparada, encended un ordenador o un televisor y dejadles delante de sus dibujos animados preferidos. En el caso del  ordenador, si es vía Youtube ellos mismos van eligiendo lo que quieren ver.
  • Con ayuda de un temporizador (en nuestro caso, el del horno) estableced turnos de cinco minutos para que un adulto controle a la manada.
  • La manada conviene que esté recluida en otra habitación (salón, salita, habitación infantil, etc.).

En la imagen, captada por Amaia, Emma en mi regazo merendando una tostada con mermelada. Estuvimos tan centrados en la comida y en no perder ni un segundo por si los niños boicoteaban el ágape que nadie se atrevió a ir a por la cámara y sacar unas fotos. ¡Ay, qué bien lo pasamos! ¡Gracias por venir!

PD: Aquí va otro truco de mi cosecha: que los comensales y los niños sean un número reducido y, por tanto, controlable. Es mejor ser pocos que demasiados. En el blog A cup of jo la autora explica que su madre le enseñó que el mejor número de invitados en un cumpleaños infantil es el de la misma edad que el cumpleañero. Es decir, si cumple un año, un invitado. Con dos, dos invitados, etc. Nosotros no seguimos esa norma, pero estuvimos cerca y creo que ¡funciona!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...