conciliar_es_cosa_de_dos

Tú concilias, él concilia, nosotros conciliamos

Acabo de leer el post de Amelia Baena publicado en el Club de las Malasmadres. Tenéis que leerlo, de verdad. Os adelanto parte de su razonamiento: no ha habido ni un sólo titular estos días sobre Iker Casillas dejando a su bebé en Madrid, mientras él se va a trabajar al Mundial de Brasil. En cambio, los medios de comunicación han convertido en noticia que Sara Carbonero “deja a su bebé en Madrid” para cubrir el Mundial tras su baja por maternidad. Esto es sencilla y llanamente doble moral y absoluta hipocresía. Que Sara Carbonero e Iker Casillas críen a su hijo como decidan y que concilien como buenamente puedan. Y si les atreves a criticar (tú como persona, como madre, como padre, como blogger o como medio de comunicación), critícales a ambos. Que Casillas es el padre del bebé y Casillas y Carbonero son pareja. Ambos están dejando a su bebé en Madrid a cargo de terceras personas y, por cierto, ella está en el punto álgido de su carrera profesional, mientras a él le queda poco para retirarse como futbolista profesional. ¿No debería ser él, en vez de ella, el que sacrificara parte de su tiempo por el beneficio familiar? Cuidado con el machismo, que se nos cuela por cualquier resquicio y no notamos su hedor… ¿Qué me decís? ¿Habías caído en ello? Confieso que yo no hasta leer a Amelia. ¡Gracias, Amelia!

En la imagen, vía Antena 3, Iker Casillas y Sara Carbonero llevando a su hijo Martín al pediatra. En esta foto, tienen caras de padres normales, ¿verdad? Algo de cansancio, algo de aburrimiento. Seguro que su vida no siempre es glamurosa.

[El post lo he reeditado mínimamente para hacer más hincapié en los razonamientos que sustentan mi argumentación, que no sé muy bien si se entiende. No defiendo que la pareja deje a su hijo en Madrid (ni tampoco lo critico, que cada cual tiene derecho a elegir cómo construye su familia), lo que critico duramente es que la critiquemos a ella por hacerlo, porque la crianza debe recaer sobre ambos. Conciliar no debe ser un verbo de aplicación femenina, sino de aplicación familiar. Un verbo apto para hombres y mujeres. Amelia Baena lo explica muy bien.]
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...