Crianza

Al lado de casa tengo un supermercado Eroski que vende jabón de lagarto a 69 céntimos. Charlando con otra madre primeriza de un bebé algo mayor que Emma, me aconsejó que lo mejor contra las manchas de caca era el jabón de pastilla de toda la vida, sin elementos químicos y efectivo, efectivo. La semana pasada me acordé de comprarlo y ¡vaya si funciona! Ahora los bodys quedan como nuevos. Creo que Emma está convencida de que existe un concurso para ver quien hace la caca más gigante y, claro, ella quiere ganarlo. Practica cada día (hoy incluso en dos ocasiones) y hay veces que se luce tanto que logra dejar huella hasta en la tela de la hamaca. Yo, resignada, le explico: “Amor, si tú para mi ya has ganado todos los premios y yo, la lotería, ¿por qué sigues esforzándote?”. Pero ella ignora mis palabras.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...