Un delicioso muffin de chocolate comprado en LA.

Semana 26

Después de reflexionar acerca de mi repentino aumento de peso (cinco quilos en cinco semanas), he decidido controlar mis instintos animales de devorar toda la comida que pueda, por si en un futuro vuelven los tiempos de escasez. Dicen las madres recientes a las que he preguntado que perder los quilos de más les está costando mucho. Y es que las consultadas engordaron 20 quilos. Si antes las hubiera juzgado (¿qué hacían?), ahora lo veo como una posibilidad factible en mi futuro cercano. Así que ayer me compré una báscula. La primera de mi vida. Y es que nunca me he puesto a dieta, pero ahora voy a controlar lo que como. ¡Ay!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...