Semana 24

Esta noche mi pequeña y su padre han mantenido su primera conversación. Cuando me meto en la cama, Emma se revuelve. Entonces, aprovecho para coger la mano de Jens y posarla sobre el vientre, para que se vayan conociendo. ¿Qué ha ocurrido esta noche que la ha convertido en mágida? Que cuando Emma ha dado una patada, Jens le ha respondido golpeando la barriga suavemente y, entonces, ¡zas! ella le ha contestado con otra patada. Y así cinco veces seguidas. Ha sido apenas un minuto, unos segundos, pero ha sido sencillamente increíble.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...