benicarlo

Una nueva etapa

¡Hola! ¿Qué tal has empezado el año? Nosotros hemos tenido un magnífico comienzo de año. Para fin de año nuestra familia tomó caminos distintos y mientras maridín cogió un vuelo hacia su natal Alemania, Emma y yo nos montamos en el coche (¡híbrido!) de mis padres y nos fuimos al soleado Mediterráneo. Allí me reencontré con mis amigos de escuela, lo cual siempre me llena de ilusión y energía, y pasamos unos días maravillosos con la familia. Y todo esto después de un diciembre súper intenso con los Minis (¿los tienes? ¡mil gracias!).

Pero por otra parte estas vacaciones, este echar el freno, también me han dado tiempo para reflexionar y pensar hacia adonde va Emma y hacia adonde voy como madre. Ya sabes que la última mudanza del minipueblo a nuestro piso de Bilbao fue un cataclismo en nuestra relación. Y aún hay espinas que colean cuando el cansancio aparece o terminan las vacaciones…

Y más: mi amiga Laia me regaló el fantástico libro ¿Dónde está mi tribu?, en el que la autora, Carolina del Olmo, aporta una visión antropológica y filosófica a la maternidad contemporánea. Aún lo estoy leyendo y ya lo estoy recomendando. Ha sido como encontrar la horma de mi zapato. Cuando lo termine, te contaré con más detalle mis sensaciones.

Muchas cosas 🙂 Y todas ellas encaminadas en la misma dirección que una vez más me han hecho preguntarme ¿qué tipo de madre quiero ser? y ¿qué tipo de madre estoy siendo? Ya me lo había planteado antes, varias veces incluso. Y es que a medida que Emma crece sus necesidades cambian y he de ir adecuando objetivos.

Ahora tengo la sensación, una vez más, de que esto de la crianza se complica. Porque lo que es la fase de cuidados y crianza puramente dicha está terminando. Ahora estamos entrando por la puerta grande de la educación. Hemos sembrado, y hemos sembrado bien, pero es el momento de mover ficha por nuestra parte y seguir avanzando por una senda que nos guste. El problema es que hay muchas sendas y es muy fácil dejarse arrastrar por la rutina y recorrer la primera que te pille delante. Quizá parezca la fácil en ese momento de estrés, pero seguro que luego encontraría obstáculos y desniveles inesperados que nos harían pasarlas canutas. Por eso he decidido que necesito refuerzos y como caído del cielo a principios de enero llegó una newsletter de Hello Creatividad! en la que anunciaban el curso Nuria Pérez de “Pensamiento creativo para padres” . No tardé ni dos minutos en apuntarme. Y al ver hoy su último vídeo me apetecía contártelo porque si no la conoces, es muy probable que te guste, que te inspire y que te transmita esa calma y serenidad que a veces perdemos las madres en el largo camino de la maternidad. Su web se llama Sparks&Rockets y no tiene desperdicio. Te dejo aquí su último vídeo pero, en serio, entra en su web 😉 ¡Feliz martes!

Arriba, una foto que me encanta de estas Navidades en Benicarló. A Emma le encanta cocinar coc de tomate (una especie de pizza típica de la zona) con la tía Lídia, al que mi madre añadió unas patatas bravas caseras. La merendola fue de de ¡diez!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...