SONY DSC

Ahora sí

¡Yuhuuu! El pasado lunes empezó el destete de Emma. Ese día dejé de darle el pecho tras pasarme los últimos dos meses explicándole cada día a Emma que ya era un bebé mayor y que pronto iba a dejar de tomar teta. Lo entendió, porque ha llorado poco, aunque todos los días ha pedido algo. Simplemente, ese día dije: “Hasta aquí, no puedo más”. ¿Problemas? El domingo, tras casi siete días sin una toma (la de la mañana, merienda y noche), le di una última toma para que me quitara la obstrucción que salió el día anterior. ¡Y con una sola toma disolvió el bulto! ¡Increíble! En mis anteriores intentos fallidos de destete, enseguida aparecieron las obstrucciones, que tardaron hasta dos días en irse a base de tomar mucha teta. Así que todo parece indicar que ahora era el momento. ¡No imagináis lo contenta (y libre) que me siento! ¡Oeoeoeoe!

En la imagen, los pies de Emma cuando era una pequeña renacuaja de tres meses. Buscando una foto suya de bebé me he puesto nostálgica (pero no tanto como para tener otro, no os penséis).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...