Ideas originales y útiles

Con la llegada de un bebé, familiares, allegados y amigos colman de regalos al recién nacido. Es fabuloso, pero algún regalo podría ser para la madre en vez de para el niño. Si alguien quiere mimar a la futura madre, esa mujer que acaba de sacar un bebé de su barriga, que está atravesando el árido posparto y que apenas duerme, aquí van diez ideas para hacerla feliz.

1. Un jamón ibérico. El mío fue una paleta loncheada y guardada al vacío en prácticos envases de 150 gramos. Un autoregalazo que me costó 70 euros y que no dudé en pagar después de nueve meses de embarazo sin probar bocado. Es lo que tiene dar negativo en toxoplasmosis.

2. Clases de estimulación temprana. Nosotras íbamos a Baby Deli, donde nos lo pasábamos pipa y donde descubrí todo un mundo de juegos para repetir en casa.

3. Un mes de asistenta pagada. No tenemos a nadie que nos limpie la casa, algo que me encantaría. En un futuro, espero poder pagar a una persona para que nos libere de las tareas domésticas que hay que llevar a cabo al menos una vez a la semana.

4. Peluquera en casa. Recién parida, las canas también son feas. Y no hay tiempo para ir a la peluquería. Las hay que trabajan a domicilio. ¿No es un sueño?

5. Comida casera congelada. En los países nórdicos es un clásico. La familia y amigos visitan a los padres primerizos en casa, durante poco tiempo y cargados con tupers llenos de comida casera lista para congelar. Los nórdicos, una vez más, me parecen civilizadísimos.

6. Una sesión de fisioterapia. Útil y necesario. Si no te la regalan, te la regalarás.

7. Una sesión con un fisioterapeuta especialista de suelo pélvico. Útil y, casi siempre, necesario. Si no lo conoces, conviene descubrirlo.

8. Una blusa amplia y bonita, pero no de embarazada, con apertura frontal para poder dar el pecho. Tu ropa todavía no te cabe, pero la de premamá empieza a dejar de molar pasados los primeros dos meses de vida del bebé.

9. Revistas. Como no vas a poder leer una novela en mucho tiempo, pásate a las revistas. Durante los primeros meses, las mías eran de bebés. Ahora ya he vuelto al Vogue, Marie Claire, Elle y lo que se tercie.

10. Series en DVD. Soy fan de Sexo en Nueva York. Sus capítulos duran alrededor de 23 minutos, por lo que no me duermo, puedo seguir la historia al final y darle al botón de pausa cuando lo necesito. Todo ello sin cortes publicitarios. ¿No es fenomenal?

En la imagen, un fotograma de la serie Sexo en Nueva York.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...