bizcocho-para-tontos-dr-oetker

Bizcocho para tontos

En las tardes interminables de lluvia, a las madres de niños pequeños se nos agotan los recursos para entretenerles: que si vamos a la biblioteca, ahora de recados y, finalmente, vamos a cocinar un bizcocho. Siempre cae uno cuando fuera diluvia. A Emma le encanta cocinar y le encanta el chocolate. Si unimos dos pasiones, el resultado es un sabroso bizcocho y una cocina llena de harina y cacharros sucios. Y no le echo la culpa a la fiera, porque ella es extremadamente cuidadosa y una excelente pinche. Pero claro, a la octava cucharada de harina que pone en la báscula es normal que se le caiga algo en la mesa, en la trona y, de paso, alimente a las hormigas que corretean libremente por el suelo de nuestra cocina. ¡Es lo que tiene vivir en el campo! Por eso llevaba todo el invierno dándole vueltas a comprar un preparado para bizcochos. “¿Funcionarán? ¿Serán ricos?”, me preguntaba. Ahora que ya estamos a puntito de entrar en verano me dije “¡pues claro que sí!”. Todas las semanas hago pan con los preparados para panificadora de Lidl. Por tanto, ¿por qué negarme a tan suculento manjar con los bizcochos? Así que ayer nos fuimos de compras y Emma eligió el paquete que quiso. Obviamente, el que tenía más chocolate en la foto: el preparado para brownis de Dr. Oetker. No pude sacar buenas fotos porque todo ocurrió muy rápido: prepararlo, hornear, limpiar y comer. ¿El resultado? Absolutamente recomendable, tanto por sabor como por comodidad. Pero ¡ea! No os penséis que esto es para todas las semanas, como el pan, que este browni lleva más azúcar que harina. Lo que digo es que es un recurso súper bueno para cuando estás apurada y no sabes qué hacer. Y no penséis que esto termina aquí, porque pienso probar preparados de otras marcas y os contaré el resultado. ¿Me recomendáis alguna?

En la imagen, el browni de Dr. Oetker. En la caja, por la que pagué 3,22 euros, viene el preparado de harina, las pepitas de chocolate y el molde de cartón (súper práctico). Teóricamente salen 16 raciones, pero como nosotros somos unos tragaldabas, hemos considerado que ocho es mejor número mejor que dieciséis. ¡Bon apetit!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...