SONY DSC

La verdadera y definitiva emancipación de Emma

Cuando nos mudamos del caserío al piso del Mini Pueblo, a Emma le ofrecimos dos opciones: dormir con nosotros o dormir con Katul, el gato, en su propia habitación. Escogió gato. Así que durante las semanas previas a la mudanza preparé a Emma mentalmente para hacerse la idea de dormir sola con Katul y lo especial que era aquello. ¡Cuánta suerte tenía de poder dormir con su gato! Ella lo interiorizó perfectamente, además de darse cuenta de que se está haciendo mayor y que sus amigos duermen en sus propias habitaciones. Llegado el momento de la verdad, la primera noche se hizo la dura y me echó de su habitación, para llamarme asustada pocos segundos después. Entré y le expliqué que no era necesario dormirse sola, que mamá o papá estaríamos acompañándola cada noche. Contándole cuentos, apagando juntos la luz, dándole la mano hasta que se quedara dormida. ¿Y qué ocurre cuándo se despierta? A veces ha dormido la noche entera del tirón, pero muchas otras se despierta alrededor de las cinco de la madrugada. Nos llama y uno de los dos va a buscarla con las luces apagadas, excepto una tenue guirnalda de estrellas que encendemos cada noche en el pasillo, y la traemos a nuestra cama. ¿Y si está enferma? Duerme con nosotros. O conmigo, y maridín se exilia a la cama de la fiera, dependiendo de cuánto necesite descansar (a más Emma con fiebre y tos, menos descanso). ¿Y luego cuando está recuperada vuelve sin rechistar a su cama? Sí, queridas. No os creáis todas las tonterías que dicen las personas malintencionadas de “no le cojas que le malcriarás”. Emma confía absolutamente en nosotros porque jamás le ha faltado amor y respeto por sus sentimientos. Y ahora no sólo es una niña cada vez más autónoma, sino que es flexible. Con este post me gustaría daros ánimos a las que os veis obligadas a colechar (colecho reactivo) para conseguir varias horas de sueño seguidas. Si no lo habéis elegido, es una puñeta, sí, pero algún día terminará. ¡Que nos os quepa la menor duda! Si he podido destetar a Emma y si Emma por fin se ha emancipado, ¡vuestros hijos también lo conseguirán! Sólo hay que ser pacientes. Ommmm…. Creo que me estoy volviendo una madre zen… ¡Y así disfruto mucho más de la maternidad! ¡Besazos! PD: Y dejad de compararos con aquellas madres que tienen bebés que se duermen solos y en la cuna desde muy pronto. Cada niño es diferente y tiene necesidades diferentes. Una vez asumido esto, ¡todo es mucho más fácil! Y las afortunadas que tenéis ese tipo de niños, ¡oeoeoe! ¡¡¡Aprovechadlo!!!

habitacion_infantil

 

 

SONY DSC

En las imágenes, os enseño la nueva habitación de Emma del piso en el que vivimos desde diciembre. Es más pequeña que la del caserío y no tiene columpio, pero está mucho mejor aprovechada y distribuida: la cama está en el suelo, así que si se cae poca cosa puede ocurrir, además, la usa para lanzarse en plancha y hacer sus propias casitas. Después de meditar mucho si comprar cama o no, nos decantamos por esta opción pensando en lo mejor para la fiera (e inspirándome en la Madre Novata). Además, la habitación tiene un armario empotrado muy grande que nos permite tenerlo todo ordenado: la ropa que usa, la que le queda pequeña, los juegos, los libros, las cartulinas, los disfraces, etc. A la vista tiene la cocinita, el organizador de juegos con los que más uso (comidas de madera, coches, playmobil, etc.) y su nueva mesita azul, que nos viene genial para dejar el agua, el libro que hemos leído, etc.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...