image

Planes con niños en el País Vasco: Arrigorriaga

El parque de Mendikosolo de Arrigorriaga, un pequeño pueblo situado a 10 minutos de Bilbao, ha sido un gran descubrimiento. Si me seguís en Instagram, probablemente el pasado viernes visteis las fotos que saqué emocionada. Hoy las subo al blog porque quería compartirlas con todas vosotras: un tesoro como Mendikosolo merece ser descubierto y compartido. Y a continuación os detallo los motivos por los que nos encantó este parque:

  • Entras en un mundo aparte. De repente, el ruido de la autopista A8 se hace imperceptible y te adentras en un frondoso valle verde que atrapa la luz del sol de una forma muy especial. Los atardeceres son preciosos. Y en Mendikosolo, cambias el chip y te sumerges en la belleza de la naturaleza.
  • Tiene agua: el parque se encuentra al lado del embalse de la Dinamita. De aguas verdes y con casitas para aves, allí viven tres preciosos cisnes, gustosos de comer vuestro pan, y varios patos. Además, del embalse sale una acequia que parece un riachuelo, perfecto para que los peques, incluso de un año, anden descalzos sobre el agua, de apenas unos centímetros de profundidad.
  • Tiene arena: ¡por fin! ¡Un parque infantil de arena en el País Vasco! No olvidéis llevar el cubo y la pala, porque vuestras fieras se lo pasarán pipa amasando pasteles y construyendo castillos.
  • El parque infantil es genial: ¡Ay, que aquí saco mi germanofilia! ¿Preparadas? Los toboganes son made in Berlin. Y eso se nota: cuerdas y más cuerdas y puentes elevadizos. ¡Lo que le encanta a Emma! (Y a nosotros.)
  • Tiene área de barbacoa y mesas de picnic: sólo tenéis que llevar una bolsa de carbón, aunque nunca está de más llevar vuestro propio grill, y podréis preparar una sabrosa barbacoa. Alrededor hay varias mesas y, si acaso estuvieran ocupadas, un montón de hierba para un picnic campestre.
  • Hay una cervecera preciosa: ¿No queréis cocinar? No problemo. Hay una cervecera de madera preciosa donde podréis zamparos el clásico pollo con patatas fritas y pimientos verdes. Se llama Taberna de Mendikosolo y encontraréis información en su página web. Nosotros todavía no hemos comido en la cervecera, pero tiene una estructura gigante para hacer saltos con arneses. ¡Queremos probarlo!
  • Tiene parking gratuito: debéis aparcar fuera del parque, pero hay parking y es gratuito. ¡Un parking gratuito en el País Vasco! ¡Oe oé!

Maridín, la fiera y yo fuimos por primera vez el 4 de julio a cenar una barbacoa y, de paso, celebrar con unas bengalas la independencia de Estados Unidos de Gran Bretaña (día de la Declaración de la Independencia, firmada en 1776, lo que aprendo con mis amigos) y la victoria de Alemania contra Francia (1-0) en los cuartos de final del Mundial de fútbol. Tener una cuadrilla multicultural proporciona infinitos motivos de celebración 😉 Volveremos en un par de semanas y, estoy segura, de que muchas veces más. ¿Conocías este parque? ¡Un besazo y feliz jueves!

image

image

image

image

image

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...