besos

Besos

Fue un beso tan inesperado que me quedé muda. Íbamos por la calle con unas amigas y llevaba a Emma en los brazos, apoyada en mi barriga en vez de en la cadera. La niña levantó su carita, yo bajé la mía para ver qué quería, me dio un beso en los labios y sonrió orgullosa. ¡No me lo podía creer! Sabía que en eso de dar besos, la niña estaba tardando, ya que nunca ha sido especialmente afectuosa. Incluso se hace la loca y en vez de mandarlos con la mano, como ya hacen otros de su edad, prefiere hacer el indio tamborileando la boca con la mano mientras dice “oooh-oooh-oooh”. Pero la semana pasada, se dejó querer en el parque y aceptó gustosa el beso de Andy. Después de recibir el mío, este fin de semana le he dicho: “Dame un besito,  Emma”. Y me los ha dado. Es decir, no fue un beso de chiripa, sino el primero de muchos. Y he aquí la pregunta del día: ¿Besáis a vuestros bebés en los labios? Mi marido siempre se ha sentido cómodo con esta opción y le parece muy natural. En cambio, a mi no me gustaba demasiado y me planteaba ciertas dudas, ¿cómo hasta qué edad es apropiado besar en los labios a tus hijos? Y, sobre todo, ¿no es una muestra de afecto muy poco higiénica? En la boca viven millones de virus, bacterias y microbios y lo que menos necesita nuestra niña es recibir los nuestros. No obstante, una vez más esas preguntas que ahora me parecen absurdas quedarán postergadas ante lo evidente: Emma sólo sabe dar besitos en los labios y hasta que sepa atinar en la mejilla, nos besaremos así de vez en cuando. Total, en esta casa la portadora de virus es ella, que los baja de la guardería y nos atrapan durante días.Emma aprende a besar

En la imagen, vía Pinterest, un bebé alpaca besando a su mamá.

PD: Los cambios del blog estarán terminados previsiblemente después de Semana Santa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...