Lidiar con la rabia

¿Cuántos noes puede soportar una madre sin perder los nervios? No a vestirse, no a tomar el antibiótico, no a hacer pis, no a andar, no, no, ¡no! Emma ha estado muy enferma desde el sábado a la noche debido a una infección de orina que en el siguiente post os detallaré. No sé si es el malestar que tiene en el cuerpo, la pérdida de la rutina, el dolor también de una muela o cuál ha sido exactamente el desencadenante, pero desde hace dos días está hecha una pequeña terrorista a la que en cierto momentos de máxima tensión he querido darle un bofetón. No os preocupéis, no lo he hecho. Pero cuando llega ese momento y durante estos días de crisis me he preguntado constantemente ¿lo estoy haciendo bien? ¿Las otras madres son mejores que yo? ¿Los otros niños son mejores que Emma? Claro que no, ¡Emma es lo más! Pero la desesperación y el nerviosismo y, sobre todo, pasar 24 horas seguidas con la fiera un día tras otro te hace perder la perspectiva. Por eso cuando esta misma semana leí este fantástico artículo en el semanal Mujer Hoy en el que el pediatra Harvey Karp ofrece un modo de actuar ante las terribles rabietas de los niños de entre dieciocho meses y tres años me dije: estoy lo tengo que probar. El pediatra propone tratar a las fieras como cavernícolas Según el doctor Karp, a esa edad los niños no razonan en medio de una crisis y hay que dirigirse a ellos mediante frases muy cortas, colocándonos a su mismo nivel y repitiendo esas palabras y frases hasta que se calmen. Os sugiero de todo corazón que invirtáis unos minutos en leer el artículo y, a las más animadas, ver el vídeo. Yo voy a empezar a poner en práctica este método. Las dos veces que ya lo he hecho ha funcionado… Vamos a ver si fue casualidad o no…

En la imagen, un vídeo, vía Youtube, con una entrevista al pediatra Harvey Karp.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...