Ideas para tardes de lluvia

La educadora de Emma me explicó que la niña disfruta mucho en la guardería pegando gomets, por lo que me sugirió que podría ser un buen juego para las tardes de lluvia en casa. Como jamás se me hubiera ocurrido comprar gomets para un bebé de catorce meses, os lo explico por si os sirve de inspiración. Emma se puede pasar una hora entera pegando gomets. ¡Una hora! Jamás pensé que llegaría tan pronto el día en que la niña fuera capaz de pasar tanto tiempo concentrada en la misma actividad. Primero le compré unos cuentos de una familia de osos con pegatinas que en el bazar chino venden a un euro, siguiendo también las sabias recomendaciones de la educadora. Como las pegatinas se nos terminaban enseguida, pasé a los gomets profesionales (1,40 euros 240 unidades, a la venta en papelerías). Le encantan, le chiflan y es mi nuevo truco para tenerla entretenida mientras termino de preparar la cena, ya que ella se queda sentada en su trona sin levantar la cabeza del papel. Incluso despega el gomet del plástico sin mi ayuda. Esta niña… ¡Qué rápido crece! Por cierto, se necesita mucha práctica para pegar gomets. No os extrañéis si a vuestro bebé no les sale a la primera ni a la segunda y se le quedan enganchados en los dedos. Esta actividad es magnífica para pulir la habilidad de coger cosas pequeñas con los dedos pulgar e índice.

En las imágenes, Emma pegando gomets en la tarde de ayer.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...