Encuentro de madres primerizas en Bilbao

El éxito de la quedada de hoy se merece que edite el post más largo del mundo. Os dejo un montón de fotos para que nos reconozcáis.

En el txikiland de la Alhóndiga de Bilbao, hay una alfombra mágica rodeada de cajas con ruedas y bañeras blancas repletas de libros. Las madres se sentaron con sus bebés en los regazos, dispuestas a compartir experiencias y charlar un rato. De izquierda a derecha, Amaia sostiene a Ian, que pacientemente espera a echar a andar. Martina sujeta a su madre, Izaskun, no sea cosa que se escape, y Martí ejercita su nueva postura de bebé sentado antes de necesitar a su madre, Maite, tras una caída de nariz toca suelo.

En el otro lado del corro, las mamás Mónica y Eva sonríen dulcemente.

Pero en un descuido, Erik (el hijo de Mónica) se ha quitado la zapatilla, que mordisquea alegremente. “Mhhh, qué blandita. Perfecta para mis doloridas encías”, susurra para sus adentros.

Mientras, Markel, el hijo de Eva, le pide a Ian que le lea un cuento. Martí, al fondo, observa la situación, pero no cree que Ian sea capaz de tal hazaña, a pesar de su reciente mayoría de edad (el pasado 26 de febrero cumplió un año).

Sylvia, una francesa afincada en la comarca de las Encartaciones, nos ha presentado a su hijo Xabier, de casi cuatro meses, que lógicamente estaba más pendiente del nuevo entorno que de la cámara que le enfocaba. “Bebés… ¡Cómo yo! Y cuantas cosas hacen…”.

Ian y Emma, emancipados del yugo materno, tratando de encontrar soluciones a los grandes problemas de la vida.

Álvaro, el hijo de Ana de Valladolid, ayudando telepáticamente a Ian y a Emma en sus cavilaciones (“Chicos, hasta que no encontréis el equilibrio, no podréis andar sin ayuda de una silla, os lo digo yo”).

Y en brazos de su madre, la cual le disfrazó de león para Carnavales y quiso enviarnos estas preciosas fotos a las bilbaínas, que sabe que aquí los leones nos gustan mucho. ¡Os echamos de menos!

Espero que pasarais un buen rato y, de ser así, que el mes que viene repitamos el encuentro. Un abrazo muy grande a todas y, en especial, a los vallisoletanos, por estar siempre ahí a pesar de la distancia.

¡Ah! Creo que los problemas técnicos de estos últimos días se han solucionado. No dudéis en decirme si seguís con problemas para abrir la página o para dejar comentarios. Feliz noche.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...