SONY DSC

Con qué se entretienen los niños de 24 meses

Siguiendo con el post de ayer de regalos adecuados para un niño de dos años, echemos un vistazo hoy a juguetes para cualquier bolsillo. ¡Empecemos!

En la imagen de arriba, podéis ver el puzle de la osa de Emma. Se lo regaló oma (abuela, en alemán) que, como os he contado en alguna ocasión, en su día fue profesora de niños pequeños y siempre tiene el regalo perfecto para sus nietos. ¡Es increíble! Muy a menudo sus elecciones superan las mías y pienso: “¡Maldita sea! Le compro un libro a Emma y no le gusta. Le compra un libro oma y se convierte en su preferido. Le compro unas tazas y bueno, ni fú ni fá. Oma le regala dos aparentemente simples tazas con tetera y se convierten en… ¡sus preferidas!”. Sí, la vida es dura.

Como iba diciendo, este puzle permite múltiples combinaciones de caras, vestidos y zapatos. Además, la osa tiene tres caras alegres diferentes y otras tres tristes. Los vestidos son de distintos colores y antes de acabar con el juego, a Emma le gusta apilar todos los vestidos, todas las caras y todos los zapatos. ¿Cuánto cuesta? Entre tres y cuatro euros. Sinceramente os recomiendo gastar ese dinero en este juguete.

Sobre las vías del tren, realmente las buenas son las de la marca Brio, pero cuestan mucho dinero (30 euros ¡sólo las vías!). Ahora bien, estas vías duran toda la vida (las de Emma son las de su padre cuando era pequeño) y son tan buenas porque son reversibles. La versión barata es la de Ikea: por diez euros tienes un circuito y un tren con dos locomotoras y un vagón. Las vías de Ikea se adaptan a las Brio, así como los trenes son intercambiables. Si podéis comprar las de Brio, son la mejor elección porque permiten al niño más pequeño montar circuitos a su antojo sin tener que pensar si lo pone del derecho o del revés, que eso es más complicado. Pero las de Ikea son taaan baratas que también son una buena opción. Por cierto, el taburete se ha convertido en un túnel. ¡Je, je!

SONY DSC

Tazas, vasos y más tazas. El juego de vasos de plástico de Ikea cuesta sólo tres euros. Y siete el juego de té de porcelana. Ambos son preciosos y tienen el tamaño perfecto. ¿Quién se puede resistir? ¡Yo no! Aunque la porcelana es mejor reservarla para jugar sobre suelo de madera, ya que si cae no se rompe. Además, los combinamos con otros juegos de vasos y tazas de plástico y metal que tenemos, porque aumenta la dificultad a la hora de construir torres manteniendo el equilibrio. Por tanto, vasos de Ikea, ¡sí! Vasos del chino o de la vajilla más pija para niños, ¡también! Mezclar en este caso es muy buena idea.

tazas

En cuanto a las pinturas, ayer fui al chino y encontré un juego de temperas (mini temperas, eran enanas) por 1,50 euros. ¡Baratísimo! Pero no las compré porque dudaba de los estándares de China en cuanto a la producción de pinturas no tóxicas para bebés y niños. Así que fui a la papelería y le compré la tempera Jovi de toda la vida. Y he aquí el truco: la dependienta me vendía el tamaño pequeño, a 1,10 euros. Sin embargo mi ojo enseguida se desvió al bote grande (2,10 euros). Mucho más económico, sin tóxicos y lavable en agua. Sólo le compré el color azul, pero el próximo día iré a por el rojo, amarillo, blanco y negro, por lo que tendremos todos los colores. ¿Y los pinceles? Ahí sí tuve un problema. La mejor opción (pero mucho más cara) es comprarla en internet, donde puedes encontrar pinceles especiales para las manos pequeñas de nuestros hijos. Algún día se los compraré. Mientras tanto, tiene este pincel Milan especial para estarcidos que cuesta 75 céntimos. Los pelos son rectos, por lo que son perfectos para el modo en que pintan los niños pequeños. La única pega es el mango, que es demasiado largo. Quizá se lo corte…

temperas

Estos son los pinceles perfectos que próximamente le compraré (casi seis euros):

pinceles

En las imágenes, los juguetes de Emma y los pinceles, vía Amazon. ¡Buen fin de semana!

PD: Si hay alguna que todavía tenga nieve en el jardín, como nosotros, atenta a los juegos que propone la mamá inglesa de Rainy day mum, que de primeriza no tiene nada. ¡Menuda experta! No la perdáis de vista… Esta tarde le propondré a Emma hacer muñecos de nieve ¡dentro de casa! Quizá así por fin se atreva a jugar con la nieve, con quien de momento no ha hecho buenas migas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...