juguetes_imprescindibles_canicas

El Grosse Loopingbahn de Haba

El pasado mes de diciembre busqué el circuito de canicas perfecto: que las piezas fueran grandes y fáciles de encajar. Un circuito que no frustrara a una niña pequeña. Por eso escogí el Grosse Loopingbahn de Haba que Oma, digo Papá Noël, le regaló a Emma por Navidad. Es un circuito con bajadas largas con el que los niños pequeños pueden construir, sin mucha dificultad, circuitos sencillos, ya que no tiene que encajar piezas pequeñas para que las canicas rueden. En nuestro caso, el circuito tiene cinco bajadas largas, dos esquineros y bloques de refuerzo. Todo de madera maciza. Cuesta 56 euros, nada barato, pero es para toda la vida y si sigue jugando tanto como ahora, le iremos comprando y fabricando accesorios que dificulten el juego a medida que Emma crezca. Tras estos seis meses en casa, no podríamos estar más contentos. ¿Os gusta? ¿Tenéis un circuito de canicas? ¿Cuál es? Además de jugar con el circuito, ahora lo mezclamos con el Lego, con sillas, banquetas y libros gordos para hacer bajadas más impresionantes y un circuito enorme.

En la imagen, el circuito de canicas de Emma. Una de las primeras construcciones que hicimos, las pasadas Navidades en casa de Oma y Opa (abuela y abuelo, en alemán).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...