juguetes_imprescindibles_lego

Y la versión barata del supermercado Aldi

¡Hola! Con este post voy a empezar una serie de lo que en casa consideramos juguetes imprescindibles. Comenzamos con Lego Duplo y su versión más barata (ya podéis respirar tranquilas). Como podéis ver en la foto, el otro día hicimos una torre altísima. Emma se encargó de darle altura y yo de reforzar los pilares metiendo ladrillos más largos para unir ambas torres y dotarlas de estabilidad. Además, construimos muros de contención alrededor para que no se cayeran. El resultado fue la torre más alta jamás construida en esta casa. Pero si echáis cuentas, os alarmaréis: ¿¿¿Cuánto dinero se han gastado estos en Lego??? ¡Buena pregunta! Cuando Emma tenía un año y nueve meses, le regalaran su primer Lego Duplo, uno con plantillas para formar un loro, una jirafa y un elefante, además de incorporar un cubo que hacía que las piezas fueran encajables y que guardarlas se convirtiera en un juego más. Un juguete caro (alrededor de 24 euros) y escaso, aunque bien aprovechado. Cuando Emma tenía dos años y tres meses, mi padre que le regaló el tren de los números de Lego Duplo (otros 20 euros, creo recordar). Ahí la cosa ya se puso interesante, ya que el tren trae bastantes piezas y, por tanto, se pueden hacer torres de cierta altura. En realidad, eso es lo que quieren los niños. Ni jirafas, ni elefantes, ni trenes. ¡Torres altas!  Y mi suegra también lo sabe. Cuando el pasado enero vio en Aldi una promoción de unas piezas idénticas al Lego Duplo de la marca Aldi compró la caja de ¡160 ladrillos! Madre mía, eso sí que es diversión. O casi. Porque los ladrillos sin una base tampoco son nada. Por tanto, echamos mano de Amazon y encargué la base verde que veis en la foto (9 euros). Ahora sí: tenemos más de 200 ladrillos básicos, complementos y una base para construir torres altas, piscinas de canicas, parkings para coches y lo que se nos vaya ocurriendo. No sé cuánto pagó la Oma de Emma por esa caja de ladrillos falsos de Lego (creo que a la marca danesa les ha vencido la patente, porque los ladrillos son exactamente iguales que los originales), pero creo que no más de 20 euros. Así que estaros atentas si tenéis un supermercado Aldi en vuestra zona para no perder de vista esta oferta. ¡Merece la pena! Otra opción, son los ladrillos originales de Duplo comprados en Amazon, donde podéis encontrar una caja de 80 ladrillos por 18 euros si no la compráis en Navidades, ya que el precio se encarece a ¡40 euracos! ¡ladrones! Por último, encargué a la tienda online Mamuki la caja amarilla de Lego para guardar ladrillos, que costó 24 euros. Un capricho decorativo preciosísimo. Sumando: entre todos, hemos invertido 73 euros en ladrillos y 24 en almacenamiento para ladrillos. Visto así parece mucho, pero el Lego siempre es un buen juguete: genial para la habilidad motora fina, la creatividad y la concentración, así como para el aprendizaje de colores y, en nuestro caso, de los números.

En la imagen, la súper torre que hemos construido con ladrillos Lego Duplo y la versión de estos ladrillos del supermercado Aldi. ¡Son idénticos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...