la_party 

48 horas malamadreando

Hubo Party. Hubo gintonics. Hubo concierto. ¡Bailé! Con mis nuevas New Balance, regalo de maridín, que se quedó en casa con la fiera todo el fin de semana. ¡Toooodo el fin de semana! Mi primer fin de semana sin la niña. ¡48 horas para mi solita! ¡No me lo creía! Qué gozada, qué placer. Caminar por Madrid, tapear, conversar largamente con otras madres, malamadrear 48 horas seguidas. Pero vayamos con la crónica:

La preparación de la Party fue exquisita: entrar en la azotea del Hotel Emperador, en plena Gran Vía madrileña, fue como teletransportarse a otro mundo. Un mundo de cookies y golosinas, cortesía de la dulce Confeti en los bolsillos, con un photocall a cargo de Fotografía infantil Fotodetalle, con los preciosos tocados de Lucía Be, con los únicos gintonics que me han gustado en mi vida (manzanas verdes, frutas del bosque, angostura y Mombasa, ¡mhhh!) y con una banda sonora de impacto: The Rhythm Treasures. Tanto me sedujo el espacio, tan a gusto me sentí en la fiesta, que se me olvidó la larga lista de propósitos que tenía: conocer a un montón de madres y blogueras a las que quería desvirtualizar. Simplemente bailé. Conocí a muchas madres, pero otras tantas quedaron en el twitter-tintero. Ya vendrán otras fiestas… Mientras, el Norte hicimos piña: Eva, de Singular Day, y Leticia, Mamá Pata (¡qué gran descubrimiento!), aunque nos quedó por poner cara a Baby Rural, oh! Juntas disfrutamos viendo bailar el grito de guerra de la noche la canción A quién le importa, de Alaska, a la responsable de La Party, La niña sin nombre, y a todas sus compinches: Yo no soy una superwoman, a Bizcocho de chocolate, Entre Madres y otras más. Y nos reímos a carcajadas con el monólogo de Vaninas y los gags de Mejorcita de lo mío (impresionante), cortesía de las grandes Mamma Proof. Me encantó charlar con Crónicas Germánicas, ponerle cara a Skulls, rock&baby, darle un achuchón a la accidentada Peineta, otro a la gran Weleska, un beso furtivo a la Madre Novata, conocer a Mamá Gnomo y a todas sus amigas andaluzas (llegaron con el AVE de las 19.00 horas y se fueron con el de las ¡siete de la mañana! ¡Campeonas!), alegría por ver de nuevo a Miss Golosina (que es Castelló de la Plana, como yo) y reencuentro con una no embarazada Pequeboom. Poner cara a Trimadre a los 30 y a La Mala Mamá y quedarme con la duda de si en otra vida conocí a la dulce Bárbara de Mi cesta de mimbre. ¡Ah! Y el reencuentro con Bego Bolas, a la que llevaba todo el día buscando. ¿Conclusión? Necesito más. Señor Cybex que confía en madres irreverentes, Niña sin nombre que inventa movimientos sociales, Mujer Hoy que los retrata: ¡Necesito otra Party! Poner cara a la gente que me faltó y bailotear de nuevo. ¡Un besazo y hasta mañana con las fotos de Fotodetalle! ¡Qué emoción!

En la imagen, vía Mujer Hoy, el cartel de La Party y los tocados de Lucía Be.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...