Vacas, ovejas y dientes

Del municipio de Atxondo, en el barrio de Apatamonasterio, sale una senda de cuatro quilómetros y medio apta para carros de bebés. Nos hemos cruzado con unos quince, sin exagerar. El camino es muy agradable, con varias fuentes, un parque infantil al principio, dos restaurantes al final y los animales de granja a lo largo del recorrido: vacas, ovejas, cabras, caballos, ponis, cerdos, gallinas y gallos. ¡No falta ninguno! Pensaba que Emma iba a alucinar con su primer encuentro en directo con la fauna típica de los libros infantiles. Pero no. Se ha pasado buena parte del camino durmiendo y, a la vuelta, incluso le hemos dado paracetamol. Tiene varios dientes queriendo cortar la encía, por lo que pasa mucho tiempo con dolor. Su mejor momento lo ha vivido a ras de suelo, sentada sobre la burbuja del carro para no mojarse el culete, arrancando hierba, escarbando tierra y comiendo ramas y corteza de árbol.

En las imágenes, su padre empujando el carrito (al fondo el monte Anboto), Emma y un rebaño de ovejas pastando.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...