Post invitado

Antes del verano, Eva y yo acordamos que cuando montara su propia empresa, la presentaría ella misma aquí. Todas la conocéis por sus comentarios, las quedadas y su fantástico relato del primer cumpleaños de Markel. Pero hoy podéis saber un poco más sobre esta gran mujer y mamá primeriza. ¡Disfrutad!

“¡Hola! Soy Eva Ibáñez, madre y emprendedora primeriza. Recientemente he creado Singular Day, una empresa de planificación y organización de bodas y eventos.

Me quedé desempleada a un mes de dar a luz. En aquel momento sólo podía pensar en la criatura a la que iba a traer al mundo. Dieciséis semanas después del nacimiento de mi hijo, no podía estar más contenta por poder disponer de todo mi tiempo para dedicarme en cuerpo y alma a su crianza y cuidado. Pero cuando las hormonas volvieron a su ser, comencé a pensar en mi incorporación al mundo laboral.

Hace algunos años me interesé por la organización de eventos y me formé, pero como ocurre en ciertas ocasiones, no encontré (o no quise encontrar) el momento adecuado para dar el gran salto. Así que, a riesgo de que me toméis por una visionaria, me tomé mi situación actual como algún tipo de señal que me indicaba que ese momento perfecto que había estado esperando, por fin había llegado.

Lo primero que decidí es que, si iba a invertir todo mi tiempo y esfuerzo en un proyecto, debería, como mínimo, entusiasmarme. Y como a mí todo lo que tenga que ver con organizar fiestas, despedidas, escapadas sorpresas o cualquier cosa susceptible de ser festejada me va que ni pintado, indagué y amplié mi formación con un curso de organización de bodas.

Siempre he sido una persona bastante creativa. Con el embarazo dicen que va en aumento y doy fe: pinté la cuna de mi peque, hice un cuadro para su habitación, un letrero para la puerta… Después de dar a luz mi creatividad se fue de cuarentena, seguramente por la falta de sueño, el agotamiento físico y demás pormenores que vienen con el pack maternal y que todas las que habéis sido madres conocéis de sobra.

Compaginar una profesión con la crianza de un hijo es duro y requiere mucha organización y dedicación, además del apoyo de la familia. Me hago cargo de que un negocio propio demanda más tiempo y sacrificio que un puesto de trabajo por cuenta ajena, pero compensa con creces porque es mucho más satisfactorio y gratificante.

Aún me parece mentira haber dado este paso, pero aquí estoy. Dispuesta a dar lo mejor de mí, a crear celebraciones llenas de personalidad y de significado para sus protagonistas, a dejar boquiabiertos a los invitados pero, sobre todo, a que esas parejas que han puesto toda la ilusión y amor en su gran día, disfruten de principio a fin. Sin preocupaciones, sin estrés, sin discusiones (o con las menos posibles) y con la tranquilidad de saber que todo va a salir perfecto“.

Singular Day

Después de leer a Eva, ¿no os dan ganas de casaros otra vez? Y si estáis pensando en pasar por vicaría, juzgados o ayuntamiento (como en nuestro caso), ¡ya sabéis dónde encontrar una fantástica organizadora de bodas! Eva, enhorabuena por tu valentía y mis mejores deseos para tu empresa. ¡Mua!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...