Una carrera de fondo

recuerdos_verano

Multilingüismo: primera aproximación

¿Preparadas?  ¡Empecemos!

“No siempre es fácil conseguir que un niño pequeño entienda y produzca en tres idiomas. Además, los padres deben esforzarse para conseguir que se sienta cómodo en esa situación y que no rechace una lengua. Como coinciden las tres *investigadoras, el multilingüismo es una carrera de fondo donde la constancia y la coherencia, junto con la paciencia, son cualidades imprescindibles“.

Esta idea nos recuerda que lengua y cultura van de la mano, por ello debemos promover que un niño multilingüe sienta afecto y cariño por todas las lenguas y culturas que queremos que abrace. El desprecio hacia una lengua o cultura debería estar proscrito en nuestro vocabulario de familias multilingües y multiculturales. ¿Cómo podemos conseguirlo? Esta es la parte del multilingüismo que más me gusta: por ejemplo, celebrando todas las celebraciones posibles de las diversas culturas que tenemos en casa, dotando a la lengua de la parte lúdica de la cultura y fomentando un contacto agradable con ese idioma, sobre todo, si es el débil de nuestro mapa doméstico multilingüe.

“Estos *autores ofrecen un marco teórico al lector basándose en diferentes explicaciones y símiles para explicar la misma opinión, que también compartimos aquí: que el bilingüismo y el multilingüismo equilibrado o puro, como lo describe C. Wang, son una quimera, impulsada o fomentada probablemente desde un enfoque monolingüe“.

Es poco probable que nuestros hijos estén expuestos un 33,3% al idioma A, un 33,3% al idioma B y un 33,3% al idioma C. ¿Verdad? Pues esa exposición determina la adquisición del idioma y, además, su fluctuación. Porque los idiomas, como las empresas de bolsa, fluctúan y cotizan al alza y a la baja. Los idiomas son terriblemente escurridizos, cosa que no es de extrañar, ya que en nuestro cerebro impera aquello de la economía lingüística, y si hoy vivimos aquí usaremos el idioma de aquí y si mañana nos mudamos allá, el idioma de allá crecerá, se hará fuerte y desplazará al idioma de aquí. Como debe ser. ¡Muerte o adaptación!

De momento, me he referido a la adquisición de primeras lenguas, es decir, de lenguas maternas. ¿He dicho lenguas maternas? Uhhhh… Lenguas maternas y cerebro, la cosa se complica. ¡Siguiente post!

* Cuando termine la serie sobre multilingüismo, os pasaré la bibliografía que consulté. Hay al menos un libro que merece la pena comprar (sólo 12 euros) y leer.

En la imagen, una de las mejores cosas de Alemania: los parques infantiles con tirolinas. ¡Yihaaaa!

Emma habla “escuela”

moño_campanilla

Niños trilingües y plurilingües

Emma habla escuela, dice la niña. Confunde las palabras escuela y euskera. Al relacionar el euskera con la escuela y ser ambas palabras tan similares, el error es comprensible. Y además de comprensible, es revelador. El bilingüismo, trilingüismo y plurilingüismo es un tema que nos preocupa a las familias que nos encontramos en esta situación y a todo quisqui que se cruza con nosotros. Como padres, nuestra actitud es defender a Emma de todos los comentarios ajenos. A Emma hay que blindarla de las idioteces de los demás y, no menos importante, de las nuestras propias. De eso me ocupé en el máster de lingüística que terminé hace un año y al que presenté como trabajo un caso práctico de adquisición temprana de tres lenguas (castellano, euskera y alemán). Sobre Emma, obviamente. Durante ocho meses apunté cada palabra o construcción sintáctica nueva que decía la fiera. El trabajo me permitió sumergirme en el marco teórico existente sobre prulingüismo y me ayudó a zafarme de las mil y una tonterías que rodean al bilingüismo, trilingüismo y plurilingüismo. Y aprendí que el cerebro de Emma debe recorrer su propio camino en función de nuestras circunstancias. En este y en otros posts os voy a meter unos chapones (súper interesantes ;)) sobre plurilingüismo y el apasionante proceso de adquisición del lenguaje. Hace casi un año que presenté y defendí aquel trabajo, con unos resultados que ahora se van afianzando; el proceso de adquisición del lenguaje es lento. En el post de hoy quiero avanzaros el concepto teórico que a mi me ayudó a entender nuestro proceso personal de plurilingüismo:

La lingüista Jasone Cenoz defiende que existen al menos cuatro tipos  diferentes de adquisición de tres lenguas:

  • Tipo 1: Los tres sistemas lingüísticos son adquiridos consecutivamente (es decir, uno detrás de otro).
  • Tipo 2: El tercer sistema lingüístico es adquirido después de la adquisición simultánea de los dos primeros.
  • Tipo 3: El primer sistema lingüístico ha sido adquirido antes de la adquisición simultánea de las otras dos lenguas.
  • Tipo 4: Contacto simultáneo con los tres sistemas lingüísticos.

Juguemos un poco. ¿En qué tipo encajarían vuestros hijos? Emma es del tipo…

¡Ah! Recordad: no hay tipos mejores o peores, ni procesos mejores y peores. Hay circunstancias diferentes, propias de cada familia. Algo que veremos más adelante. ¡Feliz miércoles!

En la imagen, la preciosa cabeza de Emma siempre en ebullición.

 

Karpin: mejor que un zoo

Plan con niños

¿Conocéis Karpin Abentura? Karpin es un centro de recuperación al que llegan animales traficados ilegalmente, atropellados, disparados por cazadores o, simplemente, donados por familias que ya no pueden atenderles adecuadamente y no quieren abandonarlos a su suerte-muerte. El pasado sábado visitamos por primera vez Karpin y nos encantó: vimos macacos, tipis, ¡dos osos!, lamas, avestruces, tortugas, halcones, una pantera, un cocodrilo, iguanas, etc. Muchos de los animales exóticos provienen de un centro de Amsterdam, donde los animales requisados en Europa pasan unos días hasta que algún centro les acoge. En cambio, muchas de las aves han llegado a Karpin tras recibir balazos en el campo o por accidente de tráfico. Y además de los animales, en Karpin tienen un Terrasauro, donde viven dinosaurios… Karpin Abentura se encuentra en Karranza, un valle muy grande donde también visitamos las Cuevas de Pozalagua. ¡Preciosas! Esta aventura la vivimos con Ian y su familia y nos quedamos en una casa de Biañez que se alquila en Airbnb. Un fin de semana redondo acompañado del cambio de hora que, por cierto, a nosotros nos beneficia. ¡Ir a dormir una hora antes! ¡Levantarse una hora antes! ¡¡¡Oeoeoeoeoé!!! (No me odiéis). ¡Besazos!

tipi_karpin

dinosaurio_rex

La cantera de Pozalagua ha sido reconvertida en anfiteatro natural, al lado de la entrada de las cuevas.

cuevas_pozalagua

Los burros del caserío donde nos alojamos en Biañez.

burros

Jugando a dinosaurios…

dinosaurio_juguete

Jugando con las nueces.

nueces

Las ristras de pimientos choriceros secándose al sol.

pimientos

 

Feliz fin de semana luminoso

vestido_novia_diferente_otaduy

Un antes y después de verdad

¿Otra vez viernes? ¡Todavía tengo mil cosas que hacer! Estrés, estrés…. Antes de desearos  un feliz y todavía luminoso fin de semana con cambio horario, mirad que tres cositas que me han robado el corazón estos días :)

Este vídeo de B a la moda ha causado furor en nuestra cuadrilla de madres. ¡Olé por Belén! Es un antes y después del maquillaje. Impacta. Por cierto, usa la CC Cream de Erborian. ¿Te acuerdas de mis fotos con la BB Cream?

¿Te casas? Cásate con Otaduy. Por fin una colección de vestidos de novia no pomposos a la venta en España.

Hace poco he descubierto (y me he hecho fan) del blog y el instagram de esta madre española afincada en Londres y que le encanta tejer: Molondo.

Un besazo!

En la imagen, una fotografía promocional de la marca de los preciosos vestidos de novia Otaduy.

 

 

Cosas que Emma no olvida

cosas_que_emma_no_olvida

Conversaciones trascedentes

Emma cortaba esta mañana dos onzas de una tableta de chocolate que le regaló Oma (su abuela alemana) cuadno, de pronto, me pregunta: “¿Y dónde está el otro chocolate de Oma?”.

– ¿Qué otro chocolate? Creo que sólo te envió este.

– Esta vez noooo, la otra.

– ¿Pero qué otra vez?

– ¡El chocolate de Minnie Mouse!

¡Pero qué memoria selectiva tiene esta niña! Mi suegra envió las chocolatinas de Minnie Mouse  al comienzo del verano, así que las guardamos en la nevera para que no se derritieran. Comió cada día una hasta que no pidió más y pensé que se había olvidado de ellas. Por tanto en tanto, metí mano al paquete... En septiembre me zampé la última Minnie.

– Creo que se han acabado…

– ¡Pero si había muchas!, me contradice con razón.

– Bueno… Nos las habremos comido entre los tres…

– Sí, nos las hemos terminado, concluye con gran talante.

Menos mal que con otro chocolate en la mano la fiera es de buen conformar. ¡Besazos!

En la imagen, otras dos chocolatinas que nos trajimos de Alemania y que Emma guardó en la nevera como un tesoro junto con la baraja de cartas porque, palabras textuales dichas por la fiera con cara de pilla, “te voy a gastar una bromita” :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...