Alimentación del bebé

Cuando Emma todavía estaba en el horno, cociéndose a fuego lento, uno de los mejores amigos de mi marido vino a visitarnos y nos dejó un gran regalo: la Babycook. Por aquel entonces, embarazada de casi ocho meses, aquella máquina me pareció interesante, pero no sabía hasta qué punto iba a facilitarme las cosas ahora. Supongo que muchas ya conoceréis este robot de cocina pensado para los más pequeños de la casa, pero aquí os dejo mi valoración. ¡A ver si coincidimos! El Babycook, de la marca Beaba, es un sencillo aparato (sólo tiene un botón) con el que puedes cocinar al vapor y triturar la comida en un tiempo récord. Sólo necesito 18 minutos para preparar el puré de Emma de patata, calabacín y puerro: dos minutos para pelar y cortar las verduras y poner el agua en el robot, quince minutos de cocción y unos segundos más para triturar la mezcla, que queda muy fina. En cuanto el bebé crece, puedes incorporar arroz y legumbres con los accesorios disponibles (a la venta aparte) y reducir los segundos de triturado, para que el bebé empiece a degustar otras texturas. El Babycook también permite descongelar y calentar la comida. Como imaginaréis, mi valoración es altamente positiva y me parece una compra o regalo muy recomendable. Os dejo también este link de la web Crianza Natural donde una mamá tradujo del francés al español el libro de recetas de Babycook, por si alguna se anima. Por cierto, tengo una duda para las madres primerizas que ya han introducido los sólidos, ¿se han estreñido vuestros bebés con la alimentación complementaria? ¿Cómo lo habéis solucionado? Emma sigue haciendo caca, pero muy poca y muy dura. Lo pasa mal cada vez que se esfuerza y no sé si quizá algún zumo le vendría bien (¿de uva? ¿de ciruela?). ¡Gracias, chicas!

En la foto, nuestra Babycook con las verduras cocidas y troceadas y, luego, trituradas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...