sacre_cour

Dónde dormir, dónde comer

Después de la visita al caserío de mis amigos de la infancia, maridín, la fiera y yo nos fuimos de viaje ¡en coche! hasta Alemania. Con parada en París. Hoy os traigo unas fotos de la capital francesa y unas escuetas recomendaciones por si os acercáis a esta bella y súper poblada ciudad. ¡Feliz fin de semana!

Para nosotros, el mejor barrio donde alojarse si visitáis París, con niños o sin ellos, es el Canal de Saint-Martin, entre los distritos X y XI. Se trata de un barrio muy parisino y donde apenas encontraréis turistas. Sus vecinos son gente joven y hay tiendas, cafeterías y restaurantes encantadores. ¿Lo mejor del canal? ¡Que los parisinos se lo montan muy bien! Y cuando hace buen tiempo salen con los amigos a cenar de picnic a orillas del río. Muy, muy recomendable. Además, al lado del canal, en la orilla derecha si miras hacia el sur, encontraréis un parque fabuloso donde los niños se lo pasan genial en el área infantil.

canal_saint_martin

Los vecinos del canal en la orilla haciendo picnic al atardecer.

saint_martin

Un avión de un bonito café-restaurante.

En cuanto a parques infantiles, en el siguiente barrio más al norte del Canal de Saint-Martin, encontraréis el Parque de La Villette. Se trata de un parque enorme con inmensas posibilidades de ocio, tanto para niños como para adultos. Lo diseñó el arquitecto Bernard Tschumi en 1982 para regenerar la zona y dividió el parque en folies, pabellones de distintos usos. En el follie de las dunas, se encuentra un espacio para correr, saltar y jugar dividida por edades para que los más pequeños se lo pasen genial. ¡No olvidéis llevar el cubo de la playa y la pala! Al día siguiente,  visitamos los Jardines de Luxemburgo. En el interior, hay un parque privado, es decir, de pago (2,40 euros el niño, 1,50 euros el adulto) del que fue difícil salir. Era el paraíso de los niños y allí estuvimos tres largas horas, hasta que empezó a llover. Todos los toboganes están divididos por edades y cualquier niño tiene la diversión asegurada. En el Jardín, había un arenal gratuito y unas fuentes, pero el sol nos impidió disfrutarlo y nos cobijamos bajo las sombras de los árboles de la zona de pago.

parc_la_villette

Las dunas de madera del asombroso parque de La Villette.

En la primera imagen, vista del Sacre Cour desde el apartamento en el que nos alojamos, reservado vía Airbnb. Este es el primer viaje a París con Emma, así que evitamos el centro, que siempre está abarrotado de turistas y creemos que tiene pocos alicientes para una niña de dos años. Como curiosidad,  si bien en el viaje a Madrid me sorprendió la cantidad de parejas mixtas europeas que encontré en los parques (madre o padre español con madre o padre de nacionalidad de algún país europeo), cuyos hijos eran bilingües, en París observé que había muchas parejas multiraciales con niños monolingües. Concretamente, franceses hijos de inmigrantes africanos casados con francesas de familia de origen francés. ¿El resultado? Si fuera cazadora de modelos, iría a buscar la siguiente top model a París. ¡Qué melenones, qué color de piel y qué ojazos vi!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...