plástico_ceramico

plastico_ceramica_zara

Comer en familia

¿Plástico o cerámica? He ahí la cuestión. ¡Una cuestión de envergadura filosófica! En esta inocente pregunta se cruzan grandes temas: el medio ambiente, la salud (y los BPA), la logística doméstica (evitar roturas), también la forma de crianza (el niño no es diferente, es igual a los adultos, y responsable de sus movimientos) y, por último y fundamental, el criterio personal de la fiera. Por todo ello, en casa usamos casi siempre platos y vasos de cristal. A veces, incluso el gato. Sé que no somos los únicos, porque Zara Home tiene unas preciosísimas vajilas infantiles de porcelana, además de vajillas de plástico. Emma tiene una taza y, antes, tenía un cuenco. No, ella no lo rompió. La culpa la tuvo un visitante de corta edad. Ella es cuidadosa y prefiere usar los mismos platos y vasos que nosotros. A veces, también los mismos cubiertos, aunque tiene a su disposición cubiertos de metal pequeños (y también de plástico). Nosotros preferimos la loza, la cerámica, la porcelana y el vidrio al plástico. Ahora bien, tenemos la vajilla entera de plástico de Ikea. Y creo que esa vajilla hay que comprarla: es la que usamos para los cumpleaños infantiles, las visitas y cuando Emma todavía no coordinaba (los inicios de las comidas sólidas). ¿Y vosotras? ¿Sois más de plástico o cerámica? ¿Lo habéis decidido vosotros o los pequeñajos? Un besazo y ¡feliz lunes!

En las imágenes, dos versiones de la vajilla de Zara Kids de indios: una de porcelana y cristal y la otra, de plástico.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...