Vacunar al bebé

Ahora que Emma ya está matriculada en la guardería, la siguiente pregunta que nos planteamos en casa es ¿le ponemos la vacuna Prevenar 13? La pediatra la recomienda, aunque no me pareció tan convencida como su sustituta. Sirve para inmunizar al bebé contra trece serotipos de neumococos, no está incluida en el calendario del País Vasco y cuesta 77 euros cada pinchazo (Emma necesitaría tres). Leer opiniones en internet sobre esta decisión no sirve de nada. El Ministerio de Sanidad tiene colgado en su web un estudio, fechado en 2006, sobre el efecto de la vacuna durante los primeros cinco años de su uso en Navarra y Madrid. Las conclusiones indican que “el aumento de la cobertura vacunal se ha visto acompañado de un incremento progresivo de la frecunecia de enfermedad neumocócica en niños previamente vacunados, fundamentalmente causada por serotipos no incluidos en la vacuna”. Es decir, los vacunados enferman más por otros serotipos no incluidos en la vacuna que los no vacunados. Este dato me hizo realmente dudar sobre la idoneidad de pinchar a Emma y entender porqué la Seguridad Social no se hace cargo de todos los bebés, sólo de los considerados como grupo de riesgo. Sin embargo, cuando ya casi tenía decidido no ponérsela, caí en la cuenta de que ella recibiría Prevenar 13, la vacuna mejorada y adecuada a los serotipos más frecuentes en Europa, ya que la original proviene de Estados Unidos. Sobre su efectividad trata este artículo de la Asociación Española de Vacunología. El comité asesor de vacunas en la Asociación de Pediatría Española sí aconseja su uso, aunque también respalda la administración de la vacuna contra el papiloma humano, a pesar de las reacciones adversas que ha causado en todo el mundo, incluidas el fallecimiento de varias niñas. Supongo que esta decisión es muy personal y que es frecuente dejarse llevar por el entorno (el consejo pediátrico, lo habitual en tu entorno, etc.). Por si acaso, ya tengo la receta en casa para comprar la jeringuilla, si así lo acordamos mi marido y yo la próxima semana. ¿Qué habéis hecho vosotras?

[Reeditado: decidimos darle la Prevenar y es la vacuna que menos reacción le ha dado. Ahora estoy felizmente tranquila sabiendo que está protegida contra trece serotipos y segura de que tomamos la decisión correcta. Ya sé que tener miedo a la reacción inmediata de la vacuna no es muy buen criterio, pero realmente dudaba en ponerle otro pinchazo con lo que le afectan a Emma.]

[Reeditado por segunda vez: hace poco escuché que un niño pequeño cercano estaba ingresado en el hospital por meningitis. Suspiré aliviada al saber que le habíamos dado Prevenar. No sé si la vacuna podría haber evitado ese tipo de meningitis, pero la meningitis me aterra.]

En la imagen, una foto de la vacuna Prevenar 13 de los laboratorios Wyeth.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...