embarazo

Habla la experta

Hay posts que es mejor dejarlos a los profesionales, como este sobre el masaje perineal. Por eso le he pedido a Aurora Garvi, directora de bardaGyn, una empresa de cosmética natural, que escriba un post para Madre Primeriza sobre cómo hacerlo, ya que creo que puede ser muy útil para las que aterricéis por aquí embarazadas. Aquí va:

“El masaje perineal contribuye a fortalecer el suelo pélvico, un conjunto de tejidos que deben mantenerse tónicos durante el embarazo con el fin de facilitar el trabajo del parto y evitar posibles incontinencias. Empecemos por el principio, ¿qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico es una franja muscular situada en la parte interior del tronco, que constituye la base sobre la que reposan los órganos del interior de la pelvis, como la vagina y el útero, la vejiga o el recto.

Esta zona está compuesta de una capa superficial de músculos alargados y fibrosos (el periné) y otra capa más profunda de músculos anchos y gruesos (el diafragma pélvico). Estos músculos se entrecruzan y rodean los tres orificios que los atraviesan (la uretra, la vagina y el recto), contribuyendo, de este modo, al control de los esfínteres.

¿Cuál es su función? El suelo pélvico actúa de sostén de la parte baja del abdomen, sobre todo en circunstancias de esfuerzo, como pueden ser los pujos o el aumento de peso y volumen de las vísceras. Esta zona asume un importante protagonismo durante el parto, ya que debe ceder para permitir el paso de la cabeza del bebé a través del canal blando en la fase de expulsión. El suelo pélvico se ve sometido a una gran presión, sobre todo al final del parto, debido a la rotación y al descenso de la cabeza del niño. Por este motivo, es importante que se encuentre en óptimas condiciones.

¿En qué consiste el masaje perineal? El masaje perineal se realiza para favorecer la elasticidad e integridad de todos estos músculos. Se debe efectuar todos los días a partir de la semana 25 de gestación. Para este masaje, siempre recomendamos el uso del Aceite de Rosa Mosqueta bardaGyn® principalmente por dos motivos. En primer lugar, porque está envasado en Cápsulas Twist-off que, además de ser fáciles y cómodas de usar, conservan todas las propiedades del aceite, manteniendo, así, su eficacia. En segundo lugar, porque el aceite de rosa mosqueta en sí mismo tiene propiedades regenerativas e hidratantes que estimulan la producción de elastina y colágeno, gracias a su especial composición y proporción de ácidos grasos esenciales (ácido linoleico, ácido oleico y Vitamina E natural).

Una vez explicado lo anterior, vayamos a los 7 pasos del masaje del periné:

  1. Lávate las manos y vacía la vejiga.
  2. Ayúdate de un espejo para visualizar el periné.
  3. Busca una posición cómoda.
  4. Para el masaje, utiliza una cápsula de aceite de rosa mosqueta bardaGyn. Corta con una tijera la cápsula y ponte el aceite sobre los dedos íntide, corazón o pulgar, dependiendo de si te realizas tú misma el masaje o lo hace la pareja.
  5. Introduce los dedos en la vagina (unos dos o tres centímetros) y, durante un minuto, realiza suavemente un movimiento hacia abajo y hacia los lados en forma de U.
  6. Ayudándote del pulgar, desliza los dedos del interior de la vagina hacia el exterior, como si estuvieras tirando de un hilo, también durante un minuto.
  7. Para finalizar, masaje durante un minuto la zona externa situada entre la vagina y el ano, de derecha a izquierda”.

Técnica Masaje Perineal1

En las imágenes, embarazada de unos siete meses (cuando empecé tímidamente con el masaje perineal) y la infografía de bardaGyn sobre cómo hacer el masaje perineal. Muchas gracias Aurora por compartir tus conocimientos con nosotras y por haberte tomado la molestia de escribir este post. ¡Un besazo! Y futuras madres primerizas, seguid sus consejos 😉

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...