moño_campanilla

Niños trilingües y plurilingües

Emma habla escuela, dice la niña. Confunde las palabras escuela y euskera. Al relacionar el euskera con la escuela y ser ambas palabras tan similares, el error es comprensible. Y además de comprensible, es revelador. El bilingüismo, trilingüismo y plurilingüismo es un tema que nos preocupa a las familias que nos encontramos en esta situación y a todo quisqui que se cruza con nosotros. Como padres, nuestra actitud es defender a Emma de todos los comentarios ajenos. A Emma hay que blindarla de las idioteces de los demás y, no menos importante, de las nuestras propias. De eso me ocupé en el máster de lingüística que terminé hace un año y al que presenté como trabajo un caso práctico de adquisición temprana de tres lenguas (castellano, euskera y alemán). Sobre Emma, obviamente. Durante ocho meses apunté cada palabra o construcción sintáctica nueva que decía la fiera. El trabajo me permitió sumergirme en el marco teórico existente sobre prulingüismo y me ayudó a zafarme de las mil y una tonterías que rodean al bilingüismo, trilingüismo y plurilingüismo. Y aprendí que el cerebro de Emma debe recorrer su propio camino en función de nuestras circunstancias. En este y en otros posts os voy a meter unos chapones (súper interesantes ;)) sobre plurilingüismo y el apasionante proceso de adquisición del lenguaje. Hace casi un año que presenté y defendí aquel trabajo, con unos resultados que ahora se van afianzando; el proceso de adquisición del lenguaje es lento. En el post de hoy quiero avanzaros el concepto teórico que a mi me ayudó a entender nuestro proceso personal de plurilingüismo:

La lingüista Jasone Cenoz defiende que existen al menos cuatro tipos  diferentes de adquisición de tres lenguas:

  • Tipo 1: Los tres sistemas lingüísticos son adquiridos consecutivamente (es decir, uno detrás de otro).
  • Tipo 2: El tercer sistema lingüístico es adquirido después de la adquisición simultánea de los dos primeros.
  • Tipo 3: El primer sistema lingüístico ha sido adquirido antes de la adquisición simultánea de las otras dos lenguas.
  • Tipo 4: Contacto simultáneo con los tres sistemas lingüísticos.

Juguemos un poco. ¿En qué tipo encajarían vuestros hijos? Emma es del tipo…

¡Ah! Recordad: no hay tipos mejores o peores, ni procesos mejores y peores. Hay circunstancias diferentes, propias de cada familia. Algo que veremos más adelante. ¡Feliz miércoles!

En la imagen, la preciosa cabeza de Emma siempre en ebullición.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...