Viejas costumbres

Antaño, con la llegada de un nuevo bebé, las mujeres sacaban las agujas de tricotar y vecinas, amigas y familiares  de la futura madre le tejían ropita. No sé cómo, hace unos meses acabé comprando lana de color verde y agujas del número 4 para tejerle un arrullo a Emma, a la cual por aquel entonces la llamama el “inquilino”, ya que desconocía su sexo y su nombre. Fue así como acabé en el córner de Lanas Rowan de El Corte Inglés de Bilbao, ya que su dependienta me explicó cómo hacer punto. Poco después, me invitó a unas quedadas que iba a montar cada tercer sábado de cada mes para juntar a sus clientas (y quizá algún día, a algún cliente). A las quedadas enseguida se unió el grupo de lanas Artileak, cuayas mujers se juntan el segundo sábado de cada mes en el centro cívico La Bolsa. Aquí os dejo unas fotos de este grupo tan majo que me está enseñando el viejo y relajante arte de tricotar. Algún día quizá me atreveré a colgar fotos de mis creaciones…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...