Maquillaje de día

Decía Katherine Herphun que pintarse la raya de los ojos en negro no era de buen gusto. Lo suscribo. El negro consigue un efecto dramático que está bien para subirse a un escenario de teatro y fundirse en el ambiente oscuro de un pub. Pero para el día a día, no es el mejor color para pintarse los ojos. En un suplemento de belleza de Vogue explicaban hace años cómo maquillarse para trabajar delante de las cámaras: resaltar los rasgos sin estridencias. Para los ojos, los maquilladores sugerían lápices de color marrón y gris y máscara de pestañas también marrón oscuro, tanto para morenas como para rubias. Desde entonces no utilizo otra cosa. ¿Mi tono preferido? El gris. ¡Quién lo diría! Tengo un khol gris y marrón de The Body Shop que no me producen alergias y, además, otro gris de Clarins maravilloso, ya que en un extremo tiene el lápiz y en el otro una barra de borrar para difuminar el trazo. Y he aquí otro de los secretos mejor guardados de las estrellas de cine: no delinees todo el contorno de ojos, dibuja la raya a partir del centro y hacia el final del ojo en el párpado superior. ¿El mejor ejemplo? Una vez más, Angelina Jolie.

Ella siempre luce ojos marcados sin parecer maquillada en exceso. Sin tenerlos empastrados. Justo como me gusta. Lo contrario a cómo los lleva Penélope Cruz. ¿No hay una diferencia enorme entre ambas fotos? Como veis, Cruz se delinea los ojos tanto en el párpado superior como el inferior, incluyendo la raya del lagrimal y el nacimiento de las pestañas. El resultado es un efecto más dramático. También es bonito, ¿eh? Pero diría que es poco apropiado para el día a día,

En cualquier caso, si quieres ahumar los ojos para una cita especial, no tengas reparos en volver a evitar el negro y buscar un tono adecuado entre la paleta de marrones y ocres, en el caso de que tengas los ojos negros o castaños. ¡Ah! Otro apunte vital: si tienes un mal día con muchas ojeras y bolsas, jamás de los jamases te pintes la raya de abajo, las acentuará todavía más. En cuanto al acabado de la raya, un truco muy extendido entre los maquilladores es difuminarla con un bastoncillo de los oídos para crear un suave efecto ahumado. Si además utilizas sombras de ojos, primero ponte la sombra, luego el lápiz de ojos y finalmente difumina un poco ambos con la brocha fina para lograr que el lápiz sea como el final de la sombra, pero más marcada. Como veis, no soy fan de los ojos rock&roll. Aunque tengo mis excepciones: los eye liner en negro me parecen la mejor opción para dibujar un ojo de gato tipo años cincuenta, con ese rabillo tan característico. Sin sombras, sin línea de abajo. Y con mucha máscara negra. ¡Qué pena que siempre me salga torcida! Aquí podéis ver un tutorial. ¿Cuáles son vuestros trucos? Por cierto, utilizo un antiojeras de Clinique con el que estoy muy contenta y tengo un iluminador de Benefit. ¿Dónde lo aplico? En las sienes, en el alto de los pómulos y en la nariz.

En la imagen, vía Anna Marie, un primer plano de una maquilladora, que lleva la raya muy marcada con un lápiz de ojos en color titáneo. En su blog encontraréis mucha inspiración. Es increíble cómo mezcla y utiliza colores que jamás hubiera imaginado que quedan tan bien. Sin duda, el mejor blog de belleza que he encontrado hasta la fecha.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...