abrigo-zara

La calidad de la ropa

Desde que Emma nació, he comprado poca ropa y casi siempre en tiendas del grupo Inditex. Tras diversas prendas de diferentes temporadas he llegado a una conclusión evidente: la calidad de la ropa deja mucho que desear. Al primer lavado, a un vaquero de Massimo Dutti se le descosió la etiqueta trasera de cuero de la cintura; a otro de Zara, se le deshilachó el bajo de una pernera. ¿Los jerséis? Todos con bolitas. Aún así, este invierno he vuelto a pecar y hace un mes compré un precioso abrigo rosa, que luego leí en Smoda que es el Abrigo del invierno (una imitación de una prenda de la firma Carven). Desde el escaparate me decía: “Cómprame, cómprame”. Pero se acabó. Este invierno estoy tomando decisiones drásticas acerca de mi consumo y he aquí la primera que os voy a contar:

Voy a hacerme un jersey.

No estoy diciendo que a partir de ahora teja cada jersey y cada bufanda que lleve al cuello pero, ni mucho menos, pero los jerseys o son buenos o son malísimos. Es decir, o la lana es buena y dura un montón de años o al de dos puestas ya están sacando pelusa. Y  siempre me ha fascinado hacer punto. Además, espero socializarme con un grupo de mujeres del mini pueblo tejiendo. Y por último, y no menos importante, desde hacía un año le había echado el ojo a este jersey tan molón de la marca We are knitters, y cuando ayer vi en el nuevo outlet Molet que estaba rebajado no pude evitar comprar este kit tan cool. ¿Qué me decís? ¡Son cuatro razones de peso!

we-are-knitters

En las imágenes, vía Zara y We are knitters, el abrigo que me he comprado y el jersey que voy a tejer (el mío será granate). Por cierto, no os perdáis el artículo de Smoda sobre el abrigo, cuenta cosas muy interesantes sobre el color rosa y azul y los niños… A través de él descubrí esta fantástica web: Pinkstinks!

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...