¡Feliz fin de semana!

A veces la maternidad te golpea en la cara con toda su fuerza. “¿Estás casada, soltera? ¿Hijos?”. “Pues sí, mire, yo ya he hecho los deberes y tengo marido y niña”. Cómo me gustaría decir que fue por ese motivo por el que no he conseguido el trabajo de mi vida. No, no fue eso, aunque supongo que también influyó en la decisión final. La verdad es que la maternidad nos desentrena. Perdemos el olfato y las maneras. Ahora somos ñoñas y cursis. Y tratamos a todo el mundo con el respeto que le damos a nuestro bebé. Error. Error garrafal. Tendría que haber ido a la entrevista de trabajo (más importante de mi vida) pensando lo siguiente: “Gessamí, eres un tiburón y nadas como una sirena en este mar de hombres-tiburones”. El periodismo es un gremio masculino, ya que aunque las mujeres abundan en los puestos bajos y troteros, quien corta el bacalao son ellos. Nosotras nos retiramos cuando llega la dulce espera. ¿Y cómo volver al ruedo? Convirtiéndonos otra vez en tiburón. Lección aprendida. O eso espero. Feliz fin de semana a todas y el lunes regresaré con material gráfico fresco de la primera barbacoa de madres primerizas.

En la imagen, fotografía cedida a los medios de comunicación por la compañía aeronáutica canadiense Cessna cuando en 2009 un estudiante robó una avioneta como la de la imagen y se fue a Estados Unidos. Por aquel entonces trabajaba en un periódico y guardé esta foto porque me parecía preciosa. Es hora de levantar el vuelo después de una semana dura, ¿no?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...