Alta demanda

SONY DSC

Etiquetas perniciosas

Hace dos semanas, Diario de una mamá pediatra publicó un post en el que cuestionaba con un polémico titular la existencia de la alta demanda. En el texto, se deducía que la alta demanda siempre ha existido, aunque con otro nombre: bebés llorones, y cuestionaba que las etiquetas fueran buenas para el correcto desarrollo de los niños. Su post me dejó reflexionando, pero no sobre la existencia de la alta demanda, de la cual no tengo dudas, sino de mi constante negación a escribir sobre el tipo de crianza que usamos. ¿Cuál usamos? Quizá algunos lo llamarán crianza de apego, pero la verdad es que me enfado demasiado como para ser considerada una santa devota de la crianza de apego. Así que prefiero inventarme un nombre y dado que mi máxima es “ponte en su lugar, ponte en mi lugar”, llamémosla crianza empática (insisto: ponte en el lugar de Emma, ponte en mi lugar, que yo también cuento).

Estaba destinada a ser una madre tradicional. Es lo que he mamado toda la vida, diría que como la mayoría de los que nacimos en los ochenta. Así que mientras estaba embarazada gustosamente leí a Estivill, quien me pareció impresionantemente lógico. Qué decir que por aquel entonces aburría cualquier enfoque que requiriera más trabajo por mi parte en la crianza de nuestra hija. ¿Colecho? ¡Ni-de-co-ña! ¿Lactancia prolongada? ¿¿¿Estamos locos??? ¿Y MIS pobres tetas, qué? A demanda los seis primeros meses y luego le introduzco el biberón, y ya verás que todo irá como la seda, ¿acaso no soy su madre? More

Películas con buen rollo

Begin_Again-274155842-large

¡Feliz fin de semana!

Confieso que cuando estoy en casa de la suegra me escabullo escaleras arriba por la noches para dormir a la fiera y luego ver una película en Itunes en mi ordenador. Ahhhh, ¡qué paz! Y la acompaño con una cerveza, jiji. Las pasadas Navidades vi dos películas llenas de buen rollo que recomiendo encarecidamente, quizá este fin de semana llueva un montón y queráis daros un gustazo…

Begin Again: Keira Knightley no sólo actúa fenomenal (oh, sorpresa, después de tantas películas de época), sino que ¡canta de fábula! Hasta he comprado la banda sonora y no dejo de escucharla. La película trata sobre una novia de una estrella de música. Su pareja la abandona en cuanto triunfa pero ella saca fuerzas para brillar y no perder su honestidad, ni como persona ni artista. Brillante y llena de buen rollo.

Chef-689693943-large

El chef: es casi la misma historia. Despiden al protagonista de un restaurante francés de postín y le toca reinventarse. Una vez más, no se pierde en el camino. Sino que gana en creatividad y en relaciones humanas.

Un beso enorme y feliz fin de semana.

#JeSuisCharlie

#jesuischarlie

En la universidad, tuve una magnífica profesora, Begoña Zabaleta, que me dejó grabada la siguiente frase: “En periodismo se puede escribir de todo. De todo”, remarcó un día en clase. Cualquier tema, por espinoso que sea, es susceptible de ser abordado. Y el sentido del humor es una estrategia muy válida, quizá la mejor, para según qué cosas. En la música es más habitual encontrar canciones que se escapan de lo común y desde hace años creo que si Raimundo Amador escribió una delicada canción sobre el cunilingus, Ay qué gustito pa mis orejas, y logró que cientos, miles de personas tararearan aquella letra, cualquier periodista puede y debe escribir sobre todos los asuntos que entrañan a una sociedad. Lo que sea.

No creo que los dioses sean grandes. Ni tampoco pequeños… En cambio sí sé que el sentido del humor es grande. Y, probablemente, infinito. #JeSuisCharlie

Dormirse sola

caminando_nieve

En su propia habitación

Tres años, nueve meses y 28 días. Ese es el tiempo que ha necesitado Emma para dormirse sola en su propia habitación. Lo hizo ayer, fue un hecho histórico. No digo que se vaya a repetir, por ejemplo, esta noche, que aprendida tengo la lección de que los hechos históricos pueden ser puntuales, pero es que he dormido tan bien y tan ancha que lo quería gritar a los cuatro vientos. ¿Cómo ha ocurrido? Aquí va el paso a paso para las que colechan a la fuerza como nosotros:

  • Todo ha ocurrido muy rápido. Sin duda, ella estaba preparada; nosotros sólo la hemos alentado.
  • En Navidades, en casa de los suegros, por primer vez durmió en una cama-cuna empotrada a nuestra cama. En vez de metida en nuestra cama, quiero decir. Le gustó y se sintió cómoda. Tanto fue así que nos pidió que le compráramos una cama igual. “¿Y dónde la colocaríamos?”, le preguntamos. “Contra mi pared”, respondió ella. “¿La pared de tu habitación?”. Hubo unos momentos de duda pero respondió que sí. ¡Oe, oé! Anteriormente, en diciembre, nos había pedido una cama para ella sola para colocarla al lado de la nuestra. Le explicamos que no hay sitio. Ella nos sugirió que la empotráramos en los pies de nuestra cama, cerrando el paso, y que cada vez que quisiéramos abrir el armario nos quitáramos las botas para saltar por su cama y alcanzar el armario. Nos negamos en rotundo por problemas de logística, pero le dijimos que buen intento ;)
  • Viendo que la fiera ya estaba madura, o que le falta espacio en nuestra cama, la Reina Maga de su santa madre le regaló ayer un despertador, acompañado por una carta explicativa en la que los Reyes Magos le señalan lo afortunados que se sienten sus padres por ser sus padres, esperando que le gusten sus regalos e invitándola a usar la radio-despertador por las mañanas para no llegar tarde a la escuela. Así que anoche, tras leerle un cuento en nuestra cama y haber puesto la guirnalda de luces del árbol de Navidad en su habitación, se fue con sus peluches a su cama. Salió tres veces a mendigar la ayuda de su padre. Su padre fue tres veces a satisfacer sus necesidades afectivas en este paso histórico. Y se durmió. Sola. No ha venido a nuestra cama en toda la noche. Esta mañana he encendido el despertador manualmente y ¡se ha quejado! “¿Por qué no me ha despertado?”. “Mamá programó mal la alarma, hoy lo arreglo y mañana te despertará el despertador, cariño”.

¡¡¡¡Tachán!!!!

Señoras, hay esperanza. Feliz lunes.

En las imágenes, Emma caminando por la nieve y el cielo desde el avión.

dormir_sola

Las primas y la nieve

 

SONY DSC

Navidades en Alemania

Emma e Ida son primas. Emma tiene tres años y diez meses e Ida acaba de cumplir cinco años. Ida es lo más, todo un referente. Apenas se ven y no se entienden mucho, pero quien necesita palabras cuando se tiene un palo de bridge, una carretilla con agua helada y un trineo…

 

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

 

SONY DSC

SONY DSC

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...