¡Feliz Sant Jordi!

SANT JORDI

Un libro y una rosa

¡Feliz Sant Jordi, madres primerizas! Hoy es mi fiesta preferida del año y estoy deseando dar una vuelta y comprar algún libro. De momento, ayer ya cogí prestado uno de la biblioteca: Cómo ser mujer, de la periodista Caitlin Moran (Anagrama), galardonado con el Galazy National Book Awards en 2011. Emma prefirió coger un DVD de Barbie. “¡Princesas, princesas, princesas!”, pedía emocionada. Definitivamente, estamos en distintos puntos ;) Besazos y felices libros!!!

En la imagen, una preciosa ilustración con motivo de Sant Jordi tomada de Google. (no he conseguido identificar de quién es).

Barbacoa entre amigos

SONY DSC

¿Gas o carbón?

Nuestro jardín necesitaba urgentemente una barbacoa. La semana pasada envié a maridín a Leroy Merlin y regresó con la barbacoa Wombat. De gas, tres fuegos, con parrilla y plancha. Y quizá alguna se pregunte, ¿de gas? Nuestra intención es hacer barbacoas cada noche de verano que pasemos en este jardín. Sea lunes o sábado; unas verduras a la plancha y un trozo de pollo o pescado a la parrilla. Como dentro de casa, pero fuera. ¿No es genial? Así que cuando Leroy Merlin me ofreció, junto con otros cuatro bloggers, un cheque para hacer la compra que quisiera en su sección de terraza y jardín a cambio de contarlo aquí, acepté encantada y pusimos fecha para el día del estreno: ayer domingo, cuando Amaia y Paul nos trajeron de vuelta a Emma. Emma llevaba dos meses pidiéndonos ir a dormir a casa de su amigo Ian, ¿cómo negarse? Y a cambio de cuidar de Emma, nosotros les invitamos a estrenar nuestra barbacoa. El trato les pareció perfecto y no pudo salir mejor: la niña disfrutó de su primera noche fuera de casa, el tiempo fue espléndido, el solomillo estaba riquísimo y la barbacoa cumplió con creces nuestras expectativas (tiene capacidad de sobra para seis comensales). Os deseo unas muy felices vacaciones de Semana Santa y que las disfrutéis tanto como nosotros, que marchamos hoy a un camping de Las Landas (Francia), con Amaia, Paul y el resto de la cuadrilla de Bilbao. ¡Nos vemos el martes 22 de abril! Besos y nos vemos en Tweeter #ideasconvida

wombat barbacoa leroy merlin

En las fotos, maridín con una flor en la oreja, regalo de la fiera, mirando nuestra nueva barbacoa. Abajo, salpimentando el solomillo y, al fondo, la fuente con las verduras ya cocinadas en la plancha de la barbacoa Wombat. Si por casualidad estáis pensando en comprar una barbacoa, nosotros hemos elegido una de gas porque las de carbón nos parecen poco prácticas para uso habitual: hay que encenderlo una hora antes para preparar el fuego, por lo que le resta espontaneidad, genera una barbaridad humo y el fuego no se puede controlar. En cuanto al sabor, no aprecio diferencia entre el gas o el carbón. No sé si tengo el paladar poco fino, pero sólo noto diferencia con el sabor que da la leña. En una foto de este antiguo post, podéis ver al fondo de una foto la barbacoa de carbón que usábamos en el caserío.

Feliz sábado sin hija

Primera noche con un amigo

Señoras madres primerizas y experimentadas, mañana sábado me voy a tomar unas cervezas con maridín. Maridín y muá. Muá y maridín. La fiera la cederemos provisionalmente a Amaia y Paul, los padres de Ian. ¡Sí, es su primera noche fuera de casa durmiendo con un amigo! Creo que Emma está más emocionada que nosotros. En cualquier caso, estoy segura de que nosotros lo vamos a aprovechar mucho más que ella: cervezas, conversación y lo que se tercie. Y justo da la casualidad de que esta semana he estado leyendo bastantes blogs sobre relaciones, sexualidad, separaciones y refamilias. He aquí los blogs molones con los que me he topado:

Tengo una amiga que es sexóloga. Sí, esa profesión que infunde más respeto que la ginecología (al menos, entre los hombres). Ella, junto con su hermana, que fue compañera mía de estudios en la facultad Periodismo, han montado Sexo en Stéreo, una web muy interesante sobre relaciones. Tras leer su post Tenemos que hablar y recapacitar sobre las conversaciones de parque me puse a escribir el post Casarse, ¿sí o no? Porque cuando se tienen hijos, parece imposible hacer borrón y cuenta nueva.

En Oye, Deb! descubrí Intersexciones, un blog de una mujer de origen ruso que se quedó perpleja al observar cómo nos relacionamos en nuestra sociedad. Sin tapujos, con sinceridad. Muy recomendable.

Mirando las candidaturas de los premios Mujer It encontré esta joyita: Refamilia y otros enrededos. Ella está divorciada y tiene dos niños; su pareja, también. ¿Quién quiere ver Modern Family? ¡Yo prefiero leerla!

Y hablando de Mujer It, ¡no olvidéis votarme! ¡¡¡Feliz fin de semana!!! ¡Nos vemos el próximo lunes!

En el vídeo, entrevista realizada por Oye, Deb! a la autora de Intersexciones, Alena K.H.

 

Casarse, ¿sí o no?

casarse_o_no_casarse

Conversaciones de parque

Casarse o no casarse, he ahí la cuestión. Muchas parejas se preguntan si, al tener hijos, deberían casarse para poder optar a más derechos. No debería ser ésa la pregunta, creo yo. Ya que los hijos tienen asegurados sus derechos independientemente de si sus padres se han casado o no (siempre que el hijo esté reconocido por el padre). Por tanto, ¿qué aporta al matrimonio? El matrimonio aporta ventajas fiscales, económicas y hereditarias en caso de jubilación, minusvalía y viudedad. Es decir, si las cosas se tuercen, los cónyuges tienen mayor amparo legal que los convivientes. Así que supongo que decidir casarse o no casarse no va en función de la mano de tener hijos o no, sino en contemplar un proyecto de pareja a largo plazo en el que se incluye, por ejemplo, la posibilidad de que tu cónyuge pueda heredar tus bienes y no quedarse con el culo al aire si falleces. Oh, la muerte. Nos echamos las manos a la cabeza si pensamos en nuestra propia muerte o la de la persona a la que amamos, por lo que cuando decidimos casarnos o no casarnos valoramos otros aspectos que nos producen sensaciones diferentes: por una parte, aspectos psicológicos (“dejaré de buscar, ya he encontrado el amor”, por ejemplo) y sociales (“¿Quieres que siga siendo tu novio?”, le preguntó un maduro Mr. Big a Carry Bradshow para convencerla de que se tenían que casar en una de las películas de Sexo en Nueva York). Tener marido o esposa, en vez de novio o novia, otorga un estatus social y un valor psicológico difícil de equiparar al de novio, novia, pareja o compañero. Tiene enjundia, ¿verdad? Eso lo descubrí tras casarme, ya que nunca había planeado casarme. Siempre pensé que conviviría. Por tanto, ¿por qué casarse? Me casé por el romanticisimo que implicaba ese paso, pero poco después descubrí que lo importante de esa unión era aquello del proyecto de futuro (los hospitales asustan  mucho y aunque maridín no iba a morir de una hernia discal, sí tenía miedo de que se quedara cojo, es decir, con una discapacidad de por vida). Y es que aun en los momentos más bajos de nuestro matrimonio, sigo pensando que hice lo correcto y que el contrato legal que firmas al casarte no implica no poder deshacerlo (para eso existe otro contrato legal, llamado divorcio). En cambio, llegados a este punto sí creo que los hijos (y quizá la hipoteca) son lo que realmente dificultan de igual manera, tanto en la pareja como en el matrimonio, la disolución de la unión. ¿Moraleja? El matrimonio no es una prisión. Son los hijos. Un poco de humor negro de conversaciones de parque entre madres nunca viene mal… ¡Feliz miércoles!

En la imagen, un anillo de la joyera Lilian Ginebra, a la venta en Etsy.

El retraso de la menarquia con medicamentos

frida_kahlo

Charlas de parque

En el parque, hablando con otras madres, te enteras de asuntos alucinantes. Ayer me enteré de lo siguiente: existe la posibilidad de retrasar la menarquia, es decir,  la aparición de la primera regla, con medicación (inyectando mensualmente hormonas). El tratamiento lo realiza un pediatra endocrinólogo y persigue relentizar la aparición de la primera menstruación para que la niña siga creciendo en altura y los huesos sigan ganando densidad. También por efectos sociales y psicológicos, para que la niña, o el niño, no sea un adolescente antes de tiempo. Y he aquí la paradoja del mundo moderno: en las sociedades más desarrolladas se ha producido un adelanto de la menarquia y un retraso de la maternidad. Antes nos viene la regla y más tarde nos quedamos embarazadas. O dicho de otro modo, nuestros óvulos están cada vez más viejos cuando buscamos un embarazo. Para que la menarquia no aparezca antes de tiempo, los médicos aconsejan practicar deporte y tener una buena alimentación, ya que las niñas más obesas y sobre alimentadas tienen más riesgo de una pubertad precoz (cuando la regla aparece antes de los ¡ocho años!). Si os interesa el tema, en este artículo periodístico publicado en 2009 en El País encontraréis más información y el relato de médicos y madres de niñas con pubertades precoces.  ¡Besos!

En la imagen, el cuadro “Las dos Fridas”, de la pintora mejicana Frida Kahlo.

PD: Me he presentado al concurso de blogs de mamás de la revista Mujer Hoy. Si queréis votarme, pinchad aquí. ¡Mil, mil gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...