yo_decido_aborto

Vía libre para la ley de reforma del aborto

Primero pensé que ese disparate de ley de reforma del aborto, elaborada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, era un globo sonda, como se conoce en periodismo a la estrategia política de presentar una idea descabellada ante la sociedad y ver cómo ésta la recibe. Mientras el Partido Popular avanzaba con esa ignominia, confié entonces en el voto secreto. Pensaba que los diputados con más sentido común del Partido Popular votarían ayer a favor de la retirada del proyecto de ley de reforma del aborto, ya que menoscaba gravemente las libertades de la mujer. Qué duda cabe que dentro de las filas (y familias) de los populares debe haber abortos (y los seguirá habiendo): de mujeres embarazadas de fetos con graves enfermedades congénitas, de mujeres que ya han pisado los cuarenta años y que no quieren volver a pasar por la maternidad por un descuido en sus encuentros sexuales, y de mujeres mucho más jóvenes que todavía no han terminado ni sus estudios y se han quedado encintas porque se manejan mal con los anticonceptivos (maldita ausencia de educación sexual). Suponía que esas historias les harían frenar. Recular. ¡Qué tonta! ¡Qué ilusa! Qué estúpida. Anoche me sentí llena de rabia tras conocer los resultados de los 183 votos del PP, cuyos diputados votaron en bloque a pesar de ser una votación secreta, sin una maldita fisura ni resquicio para la bondad; 151 votos de los diputados socialistas a favor de la retirada de la ley, y seis absurdas abstenciones  (PNV y CIU, siempre tan cerca de la Iglesia Católica). Simplemente, quería compartirlo con vosotras. Por si no seguís las noticias. Y por si estáis tan indignadas como yo.

En la imagen, cogida prestada de Google Imágenes, un logo de Yo decido, que vi anoche en el magnífico post de Cómo no ser una drama mamá, inspirada a su vez por el genial post de Peineta, pintxos y molinillo. Ojalá todas las blogueras maternales escribiéramos un post sobre nuestros pensamientos sobre la reforma del aborto . Supongo que habrá algunas que están de acuerdo con esa ley, pero intuyo que la mayoría estamos en contra. Somos mujeres y, además, madres. ¿Quién mejor que nosotras para saber qué significa tanto la maternidad como la maternidad no deseada? Como decían nuestras madres, nosotras parimos, nosotras decidimos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...