Compras para el bebé

Siguiendo con el propósito de hablar de las compras que hemos hecho para Emma (quizá mis comentarios ayuden a otras futuras madres), hoy os voy a enseñar la minicuna que le hemos comprado. Se trata del modelo Look at me de la empresa catalana Cotinfant. Mis amigas-madres recientes me aconsejaron no gastar dinero en una minicuna, ya que su uso apenas se alarga entre cuatro y seis meses. Pero cuando vi esta cuna, supe que iba a ser mía. Nuestra habitación es muy pequeña y la cuna estándar apenas cabe. Además, es la cuna de mi infancia (¡oh!) y no está preparada para el colecho (no se levanta una parte para acercarla a la cama de los padres). La Look at me, en cambio, es pequeña y quitas fácilmente una “pared” para atar con correas la minicuna al somier de tu cama, quedando absolutamente acoplada al colchón de los papás. Así, cuando el bebé requiere pecho, ni siquiera tienes que levantarte. Con sólo incorporarte es suficiente. Y  lo mismo para devolver al bebé a la cuna después de la toma. Con cada minuto de sueño que me proporcione esta cuna, consideraré que el dispendio está amortizado. Fue mi capricho y no me arrepiento en absoluto. Ahí os dejo las fotos, porque desde hace unos días la cuna ya está en nuestra habitación (por si acaso y porque nos gusta tener las cosas de Emma cerca).

 

¡Atención! El post original fue publicado el 17 de febrero de 2011 y el 8 de julio de 2014 lo he reeditado para añadir lo siguiente, dado que este post sigue recibiendo muchas visitas: Han pasado más de tres años desde que Emma nació y muchas todavía aterrizáis a este post buscando información y una opinión sobre esta minicuna o algún modelo parecido. Cada bebé es un mundo y cuando estamos embarazadas no podemos adivinar cuál será su patrón de sueño, de alimentación ni sus necesidades afectivas: hay bebés que se despiertan frecuentemente, otras que duermen varias horas seguidas casi desde el principio. Hay bebés que maman rapidísimo; otros son los más lentos del mundo. Hay bebés que les gusta dormir en una confortable cuna; otros creen que las cunas tienen pinchos y que es imposible dormir lejos del brazo de mamá. Emma fue de los bebés con frecuentes despertares, tomas eternas y del brazo de mamá bien cerca. Así que ni siquiera la minicuna nos sirvió para apaciguar su sueño. Hubo ratos que los pasó en la cuna, no digo que no, pero empezamos a colechar con apenas unas dos semanas y os aseguro que era horrible: pensaba constantemente que la iba a aplastar. No conseguía dormir profundamente ni descansar. Pero tranquilas, ahora sé que hay solución para todo. Las dos soluciones que he visto recientemente y que más me han gustado son las que proponen Elsa Pataky y El rincón de Mixka:

  • Swaddle: la actriz enrolla a sus mellizos con mantitas, llamadas swaddle en inglés, al igual que lo hacen muchas sociedades. Echad un ojo a su post donde enseña cómo enrollar la mantita y colocar una toalla en forma de almohada que envuelve perfectamente a los bebés y les mantiene tranquilos, como dentro de la barriga de mamá.
  • La cuna nido: la bloguera El rincón de Mixka ha encontrado en esta cuna nido su solución. Ella está contentísima y creo que es muy buena opción, mucho mejor que la mini cuna Look at me.

How_to_swaddle

cuna-nido-portatil-supreme

En las imágenes, la mini cuna Look at Me de Emma, cómo colocar un swaddle y la cuna nido de El rincón de Mixka.

¡Suerte!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...